La tierra verde que engulló a los vikingos

El aire frío y salado llenó las fosas nasales del osezno. Respiraba con fuerza, intentando localizar algún indicio de ella. Podía percibirla, pero no la veía. La llamó, no había respuesta. La criatura que estaba a su lado profirió un ruido y le lanzó un trozo de carne. Ni siquiera lo olió. El extraño suelo se movía y el agua helada le salpicaba repetidamente. Volvió a gritar auxilio, nada. Olfateó y distinguió el olor de su madre, mezclado con el de la sangre. ¿Dónde estaba? Le rodeaban una piel blanca y aquellos seres de los que ella le intentó proteger. ¿Por qué se movía todo? A través de un horizonte de agua y hielo, las extrañas criaturas lo llevaban lejos de casa.

Alrededor del año 980 Erik el Rojo, un comerciante vikingo, fue acusado de asesinato y expulsado de Noruega a Islandia. Allí volvió a asesinar a varias personas y se le envió a una isla cercana, donde repitió el crimen. En esta ocasión, fue desterrado de Islandia por tres años. Fue durante el último de sus exilios cuando Erik el Rojo viajó al norte y se encontró con una tierra blanca, negra y fría. Finalizado el castigo, en el año 985 regresó y contó a sus contemporáneos que había encontrado un lugar al que llamó Greenland, la tierra verde. Produciéndose así, quizás, uno de los primeros casos de marketing fraudulento de la historia. Y los vikingos, buscando una vida mejor, picaron el anzuelo. O tal vez no, ya que en las costas de Groenlandia se encuentran fiordos que, en medio de un mundo helado, esconden grandes pastizales. Una tierra verde donde comenzar un futuro.

La primera gran oleada de colonos vikingos a Groenlandia se produjo alrededor del año 1000. Se llegaron a establecer dos asentamientos: uno oriental (en la región conocida como Vatnahverfi) y otro occidental (más al Norte). Entre los años 1200 y 1250 las colonias llegaron a cobijar a 3.000 residentes. Sin embargo, en algún momento del siglo XV, Greenland engulló a los vikingos.

A pesar de estar tan lejos del continente, los vikingos de las islas del Atlántico Norte (Groenlandia e Islandia, entre otras) se consideraban europeos. Así que cuando llegaron a estas tierras formaron sociedades basadas en la cultura noruega vikinga. Exportaron animales y cultivos propios del sur de Noruega. Especies que además estaban cimentadas en los valores sociales vikingos. El más valorado de ellos, el cerdo, era el alimento con el que se agasajaban los guerreros en el Valhalla junto con Odín. Después estaban las vacas, que valían para hacer queso, y los caballos, símbolos de prestigio. En un segundo lugar, se encontraban las ovejas y las cabras. Entre las plantas, la preferida era la cebada, además de la avena, el trigo y el centeno.

Sellos Islas Feroe.

Sellos de las Islas Feroe que muestra el día a día de los vikingos. Fuente.

Pero una carambola climática les estaba gastando una broma pesada. En la actualidad, las temperaturas veraniegas en Groenlandia están en torno a 5º ó 6º C y 10º C dentro de los fiordos. Sin embargo, cuando los vikingos llegaron se estaba produciendo el llamado Período Cálido Medieval, lo que hacía que el clima de Groenlandia fuera suave. Un espejismo que pagarían caro.

Aunque de momento tenían otro problema: la madera. La vegetación de Groenlandia no se caracteriza por tener portentosos árboles de los que sacar mucha madera. No es que la madera brille por su ausencia, pero tampoco da para acunar una civilización. Esto suponía otro problema: el hierro. Este metal estaba disponible sólo en forma de “esponja de hierro”, que se forma cuando el hierro disuelto en agua precipita en sedimentos. Para extraerlo hace falta una temperatura alta que sólo se consigue quemando carbón vegetal, que hay que hacer quemando madera. Un círculo vicioso. La escasez de hierro era tal, que las herramientas eran reutilizadas y afiladas hasta su desgaste total.

Su modelo ganadero y agrícola también les estaba llevando a un callejón sin salida. Actualmente somos más o menos conscientes de los problemas asociados a la destrucción del suelo. La formación del suelo es un proceso natural que se da debido a la meteorización de las rocas y a la acción de determinados organismos. Es un proceso que puede tardar, en promedio, cientos o miles de años en formar un centímetro de suelo. Y las plantas tienen la manía de depender de este sustrato.

Los suelos de Groenlandia son, hablando de agricultura, un problema grave. El tipo de suelo que se da allí se conoce como gelisol, el cual se caracteriza por tener permafrost, es decir, una primera capa de dos metros con una temperatura a 0º C o inferior. La humedad y la temperatura que lo moldean, mediante un proceso llamado gleyzación, hacen que la descomposición de la materia orgánica por parte de los descomponedores se ralentice. Es decir, que el ciclo de los nutrientes va muy lento. Además, también se consideran suelos no muy fértiles porque, dadas sus características físicas, el calcio y el potasio se pierden fácilmente.

Pero, los ecosistemas de Groenlandia se han mantenido durante milenios con esos suelos ¿por qué no iba a hacerlo la cebada vikinga? Por una razón: la erosión. En los sedimentos lacustres de la isla se ha encontrado una capa de carbón vegetal, correspondiente a la llegada de los vikingos. Con el fin de tener más pastos para el ganado, provocaron incendios para quitar la vegetación leñosa. El pastoreo y el pisoteo de los animales se cebaron además con la vegetación que quedaba. El clima del lugar y la fertilidad del suelo hacen que el crecimiento de las plantas sea lento, por lo que se va perdiendo cubierta vegetal. Quedando el suelo desnudo, a expensas del viento y las lluvias que provocan la erosión. Y así es como un suelo, que de por sí era pobre, pierde los pocos nutrientes que tenía.

Groenlandia no valía para reproducir los gustos carnívoros noruegos. Al poco de asentarse, los vikingos dejaron de criar cerdos. Las vacas duraron más, disfrutando durante los tres meses de verano que los pastos no tenían hielo. El resto del año, las metían en los establos y las alimentaban con heno e incluso con algas. A lo largo de los años, las vacas se volvieron más débiles y menguaron su número y tamaño. Las vencedoras fueron las ovejas y las cabras, que sí pueden escarbar en el hielo para buscar algo de comida. Y de ellas, las cabras, que son las únicas que pueden digerir la vegetación leñosa.

A pesar de los problemas con la madera, el hierro y el cambio de dieta, los vikingos prosperaron bastante tiempo. Esto se debe a que establecieron un sistema de comercio que se sustentaba con la caza de animales árticos. En las costas de Groenlandia, alejadas de los fiordos, se agrupaban en grandes manadas focas pías y capuchinas que los proveían de carne y pieles. Para cazarlas, establecieron campamentos estacionales que usaban en verano.

Verano en la costa de Groenlandia en el año 1.000.

Verano en la costa de Groenlandia en el año 1.000. Ilustración de Carl Rasmussen. Fuente.

Otras expediciones de caza se aventuraban más al norte, hacía la Bahía de Disko. Allí medraban las morsas, cuyos colmillos eran los más apreciados para el comercio. Estaban hechos de marfil y daba la casualidad de que en Europa escaseaba este material. Las conquistas musulmanas habían bloqueado el flujo de marfil de elefantes. El Vaticano, por ejemplo, estaba muy interesado en su comercio para hacer tallas. Otras especies que surtían el comercio vikingo eran los narvales (sus cuernos se vendían como si fueran de unicornios), los halcones gerifaltes vivos o los osos polares. Estos últimos por su piel, aunque también capturaban crías vivas para llevar a los salones de los nobles europeos.

El comercio era realmente muy importante para conseguir aquello que escaseaba en Groenlandia. Los colonos llegaron a pedir la anexión de sus colonias al reino noruego de Haakon IV (reinó de 1217 a 1263). A cambio de pagar los impuestos oportunos, Noruega mandaría el Mercante Groenlandia, un barco que surcaría 2.400 km para mantener el comercio. Pero las cosas estaban a punto de torcerse. A la rampante erosión, la escasez de madera y hierro, tenemos que añadir las Cruzadas. Los acontecimientos en Oriente permitieron volver a reabastecer Europa con marfil de elefante. Y algo aún peor: hacia el año 1200 la élite europea comenzó a considerar el marfil como algo pasado de moda.

Mientras el comercio se resentía, el clima de Groenlandia se preparaba para su broma macabra. Alrededor del año 1300 se produjo lo que han dado en llamar como la Pequeña Edad de Hielo (abarcó desde principios del siglo XIV hasta mediados del XIX). El clima del Atlántico Norte se volvió más frío, las cosechas y los animales morían congelados y los icebergs bloqueaban con más frecuencia la salida de los fiordos.

Al tocado comercio, le llegó el revés definitivo a través de una plaga. La peste negra, entre los años 1346 y 1353, se llevó por delante al 60% de la población de Noruega. Con semejante panorama, ya nadie se interesaba en mandar barcos hacia tierras tan lejanas. El último barco noruego para comerciar zarpó en 1369.

¿Podrían empeorar más las cosas? Pues sí. La Pequeña Edad del Hielo empujó hacia el Sur de Groenlandia a un grupo de inuits (nombre con el que se conoce al conjunto de pueblos esquimales) conocido como thules. Sus antepasados habían llegado a Alaska desde Siberia, cruzando el estrecho de Bering, extendiéndose por la zona ártica y llegando a Groenlandia alrededor del año 1300.

Según relata Jared Daimond en su libro Colapso: “los inuit representaban el punto culminante de miles de años de evolución cultural de los pueblos del Ártico”. No necesitaban madera, usaban grasa de ballena o foca. Tampoco les hacía falta para construir embarcaciones, las hacían con piel de focas. En tierra viajaban en trineos tirados por perros y usaban iglús de nieve para refugiarse en los viajes. Incluso habían perfeccionado el arte de cazar ballenas en aguas abiertas. Sin embargo, cuando los vikingos se toparon con ellos los llamaron skraelings, que viene a significar “desgraciados”.

En vez de un intercambio cultural, vikingos e inuits cruzaron sus armas. Y los primeros tenían las de perder. En el año 1350 los vikingos tuvieron que abandonar el asentamiento occidental, aquel que quedaba más cerca de la Bahía de Disko y de las morsas. La causa más probable fue la lucha contra los inuits. De momento, se desconoce a ciencia cierta el destino de los habitantes de la colonia de Vatnahverfi. ¿Fue su verdugo el frío groenlandés? ¿O el pueblo thule? Tal vez lo debemos achacar a un cúmulo de factores históricos y culturales, mala suerte climática y el desconocimiento del impacto y deterioro ambiental que estaban provocando. Lo único que podemos asegurar es que su sueño de una tierra verde se esfumó en algún punto del siglo XV.

Bibliografía:

  • Diamond, Jared M, “Colapso: por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen”, Barcelona: Debolsillo, 2013.

  • Zorich, Zach, “Los vikingos que desaparecieron de Groenlandia”, Investigación y Ciencia. Barcelona: Prensa Científica S. A. Septiembre 2017.

  • Smith, Thomas M. y Smith, Robert Leo, “Ecología”. 6ª edición, Madrid: Pearson Educación S.A., 2007.

  • Portal de Suelos de la FAO

Redactor: Ángel León

Licenciado en Biología por la Universidad de Sevilla. Máster en Comunicación Científica, Médica y Ambiental por la Universidad Pompeu Fabra. Redactor freelance.

Comparte este artículo

2 Comments

  1. ¿ ls vascos llegaron después
    o se encontraron cn ls vikingos ?
    -
    ARTZA
    Ya conté qe la cultura Celta : Cantabros, Ashtures, Vascones-etc, Galos-Galaicos-Galeses, Bretones, Vikingos (suevos-Alanos-Vandalos qe dieron lugar a ls luego Germanicos ), veneraban al oso (ls antiguos persas qe hacian cerveza solo cn pan duro, tbn eran Celtas y venian del Caúcaso). Oso en vasco es ARTZA y en sajon BEAR;
    Vete fijando en lo parecido d las palabras en mayúscula :
    Vikingo viene de v- ASTRAJ , qe tbn qiere decir “desnudez”…
    Berserkir eran ls guereros d elite drogados….ls celtas peleaban desnudos…¿ vascos ?
    SE sabe que el vasco es la mezcla del idioma d ls celtas cn ls nativos
    Ls celtas ocuparon toda europa
    La zona d Aquitania en Francia se llama tbn Gascuña, d gascon-vascon
    En Gascuña reinaron Ingleses que en una época eran normandos, que eran vikingos.
    Armenia, Erevan, Georgia, se dice ARTRAJ en su idioma
    Grecia antigua : AT enea , AT enas…?…
    En asia central : ATaturc,
    antigua Sumeria : ATyru, ATobe
    ¿ARTZurias ?..ARTuro rey de Camelot
    Hubo varios reyes persas llamados ARTA-jerjes
    En Nabarra hay pueblos : ART-ica ArtaJ-ona Art-ieda, ARTAiz,
    En el Pais vasco tanto español como Frances mas Nabarra, hay apellidos : ARTAgnan, ARTZAk (arzak-c), ARTAL, ARISTa-e y aristide, ARTZAlluz, ARTZAnza (Ardanza), ariza, artola, artzai ( pastor ) , artzaundi-archanda…
    P-ARsas o persas …cn ciudades como UR…idem pARTos…¿ CElTA / ArTZA ?
    Todos salieron d Iberia region del caucaso (celta) que ls romanos denominaron asi.
    Se dice que ls celtas de ¿ iberia ? trajeron el euskera hacia el 1000 a.c y qe se mezclo cn lo autoctono
    pero en muchos palabras de idiomas post-romanicos hay palabras de origen preromanico
    qe parecen tener semejanza cm el auekera o formar parte de cultura comun

    La raiz AR / ¿aria? en vasco es super habitual : ARana valle , UR agua, ARri piedra, URre oro, ERri pueblo, AR ra macho, AR ro valiente,
    …apellidos ;: AR naiz, AR tal, G AR cia, G AR cea,…
    ARtza oso, y esas ciudades de arriba…AR tica, AR tieda, AR taiz, AR ta-j-ona ( buen oso),
    ,,,y en rios como : ARga ( Iruña-pampl) , G-ARona (en F RA ncia y ARagon) , URemea (Donosti),
    …Be AR n (region d francia) , BeAR (oso en sajon), B ER lin, B ER na (suiza), AR agon (valle alto), AR aba (valle bajo ) , Nab AR ra,
    …se encientra la misma raiz en SumERia al sur del Caúcaso y al lado de la antigua persia, siendo la 1ª civilizacion; Ciudades de Sumeria : UR uk y UR,
    -
    nabarra / “neu-arra” ( yo coraje ) = euskera / esku-era = quien tiene mano / corazon.coraje
    …por aquel entonces no era un lugar marron :
    “navarra” no es “marron”
    -
    aran goia = aragon
    aran behera = araba = alava
    soria : soroa
    hendaia : pala qe se usa para sacar pan dl horno
    -
    rios :
    GAR.ona
    a.RGA
    aARGon
    etc
    -
    oso = artza en vasco = bearn en celta
    ARt-ieda ARt-ica ARt-aiz ( d dnd era el 1 rey d nabarra ) artajona Bosuqe de Arti , Artikuza
    bearn ( region dl sudoeste d francia ) berlin berna etc
    ARmenia en armenio se dice artzaj
    -
    apellidos :
    artDanza artzalluz aznar artal arzak
    -

    Post a Reply
    • Chifus, tu contestación sería muy interesante si escribieras con todas las letras del abecedario.
      No hemos acostumbrado a “escribir” como en los teléfonos móviles, y luego no sabemos hacerlo correctamente con un teclado o con un bolígrafo.

      Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. La tierra verde que engulló a los vikingos | Palabra de biólogo - […] la historia de las personas que capturaron al osezno: La tierra verde que engulló a los vikingos en Témpora …

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR