La Revolución Thematica en Bizancio: Innovar o morir

A mediados del siglo VII la situación en el Imperio Bizantino era desesperada: tras algo más de treinta años de guerra contra los sasánidas, los griegos pierden la mayor parte de sus territorios a manos de los musulmanes. Esto no sólo significó la pérdida de las regiones económicamente más importantes, sino la pérdida de un potencial demográfico irreemplazable y ya de por sí diezmado por la guerra, los impuestos y las epidemias.

Se dibujaba un contexto preocupante, dado que la expansión islámica no tenía freno y amenazaba la misma pervivencia del Imperio Bizantino. Los sucesivos emperadores bizantinos o basileus, se enfrentaron a diversos problemas de difícil solución: frenar a los musulmanes, proteger a la población griega y poner en cultivo sus restantes territorios.

Para conseguir semejante proeza, se llevó a cabo uno de los proyectos más ambiciosos e importantes que se dará en toda la historia del Imperio Bizantino: la Reforma Thematica o Temática. Se desconoce cuando surge exactamente esta reforma, aunque ha habido dos grandes teorías historiográficas al respecto.

La primera, defendida por Ostrogorsky, sitúa la reforma en época de Heraclio I (610-641), dado que en un texto de la época se mencionaba la palabra thema. Sin embargo, la teoría más aceptada por los bizantinistas actuales es que se realizó bajo el reinado de Constante II (641-668), concretamente entre los años 659-662, aprovechando los problemas sucesorios que sacudían el mundo islámico tras la muerte de Utman (644-656).

Para poder comprender esta reforma, se necesita un retroceso temporal: tras la división del Imperio Romano (395), se mantuvo la administración territorial basada en las doce diócesis establecida por Diocleciano: Hispania, Viennense, Galia, Britania, Italia, África, Panonia, Mesia, Tracia, Ponto, Asia y Oriente. Con la caída de Roma en manos de Odoacro (476), rey de los hérulos, se perderían los territorios occidentales hasta la reconquista por parte de Justiniano I (527-565) de los territorios del norte de África y la Península Itálica, articulando la defensa y administración de ambos territorios mediante el exarcado. Así se crearon el Exarcado de África (Siglos VI-VIII) y el Exarcado de Rávena (585-698) respectivamente.

Estos territorios estaban bajo el gobierno de un exarca, cargo que reunía los poderes civiles y militares, circunstancia que dotaba a estas fronteras de una rápida reacción frente a los ataques enemigos, algo necesario si tenemos en cuenta que eran territorios fronterizos. Era una solución bastante aceptable para estos territorios recientemente conquistados, dado su lejanía de la capital.

Sin embargo, la gran potencia de estos territorios y el poder de los exarcas podía resultar problemático para el poder central, tal y como demostró Heraclio I (610-641) quien se hizo con la corona imperial desde el Exarcado de África.

Sin embargo, el exarcado como solución administrativa no era suficiente para los profundos problemas a los que se enfrentaban los griegos, por lo que se pone en marcha la ‹‹revolución thematica››. Esta reforma tuvo un calado profundo dentro del Imperio Bizantino, dado que afectaba y entrelazaba al mundo agrario, a gran parte de la población griega y al ejército.

Su funcionamiento era bastante simple, dado que se basaban en el mismo principio administrativo que los exarcados: un ejército acantonado —thema— en un determinado territorio —por extensión, también llamado thema— al mando de un stratego, cargo que aunaba los poderes civiles y militares, pero en una proporción mucho menor al de un exarca. Al existir varios themas se fraccionaba más el poder, por lo que el poder real de los strategos estaba lejos del de los exarcas.

Es lógico pensar que la nueva estructura del ejército conllevara grandes cambios en la subdivisión de éste, quedando los themas estructurados de la siguiente manera: el thema en sí está gobernado por el stratega (comandante supremo), dividido a su vez en turmas dirigidas por los tumarcas, que a su vez se subdividen en droungois (dirigidos por los drongarios, que suelen controlar a unos 500 hombres), y por último existen los baldon, mínima expresión territorial gobernada por un conde. Estos datos son del Thema de Trakesios. Por supuesto hay variedades según el thema del que hablemos.

La reforma no afectaba sólo a la cadena de mando del ejército, sino que incluso llegó a crear un ‹‹nuevo ejército››, surgiendo la figura del stratiota, encargado, no solo de cultivar la tierra, sino también de defenderla. En cierta medida, se intenta recuperar la figura del campesino-soldado, tan importante y característica de los primeros momentos de la república romana.

Esquema Reforma Thematica. Emilio Cerezuela Martínez.

El Estado obtenía grandes beneficios de esta reforma: se sustituía el salario del ejército por la entrega de enormes extensiones fraccionadas de tierra —minifundio—,  por lo que el Estado reducía casi en dos tercios sus gastos militares. De esta manera, estos militares obtenían una parcela de tierra para cultivar, consiguiendo una renta para el mantenimiento de su familia, además de algún pago estatal ocasional; pero a cambio de heredar este estatus también se heredaba el servicio miliar obligatorio y vitalicio.

Los propios campesinos debían costearse el equipo militar, un pesado gasto pero muy rentable a la larga, dado que no dependían de la situación económica del Estado para su equipamiento. Este gasto era considerado como una inversión, dado que incluso podía servir para equipar a los descendientes cuando tuviesen que prestar servicio militar. Respecto al reclutamiento, había que servir un año entero de cada tres o seis, dependiendo de la necesidad bélica del momento, si bien el servicio era para toda la vida.

De esta manera nos encontramos con una clase social que pertenece al ejército y posee el usufructo de una tierra que le mantiene a él y a su familia, si bien no puede considerarla propia, ya que el Estado seguía siendo su legítimo propietario. Esto generará un equilibrio social y militar a Bizancio durante siglos, ya que los principales interesados en la defensa de estas tierras serán los propios stratiotas.

En esta reforma se pueden observar muchos paralelismos con el feudalismo que se da en Europa Occidental, sin embargo, la principal diferencia entre ambos fenómenos es que en Bizancio los campesinos no quedaron reducidos a siervos de los señores feudales. Además, tenían muchas más facilidades para promocionarse socialmente y ascender. Por otro lado, el fomento del minifundio sirvió para luchar contra la formación de latifundios por parte de los grupos privilegiados, que habrían aumentado su poder en detrimento del poder central, algo que sí que sucedió en las monarquías europeas.

División thematica en el año 750. Fuente.

El número de themas fue creciendo o disminuyendo paralelamente a la expansión del imperio o a la necesidad de fragmentar el poder de los strategos. Cuando se inició este sistema se contaba sólo con 5 themas, aumentando el número a finales del siglo VII en dos con Constantino V (741-775). En el reinado de Teófilo (829-842) habría 17, y con Constantino VII, Porfirogeneta, su número se elevaría a 29. El mayor número se alcanzó con Basilio II (976-1025) con nada menos que 47 themas, coincidiendo con la mayor expansión del imperio desde Heraclio I.

También es lógico pensar que habría una escasa uniformidad debido al fuerte carácter regional de cada thema, aunque la escolta del stratega y el thema de Constantinopla sí tenían una mayor obligación en este sentido.

Por supuesto, el desarrollo de este sistema no estuvo exento de problemas. A pesar de la fragmentación de themas, los strategos seguían contando con gran poder y protagonizarán durante el siglo VIII numerosos golpes de Estado: muchos strategos ascendieron a basileus gracias al apoyo de sus ejércitos y se crearon familias como los Focas, que serán autónomas y poseerán sus propios ejércitos.

Por otro lado, en realidad, lo que se estaba creando con esta reforma no era más que una vasta extensión territorial de escudos humanos para evitar que se pudiera penetrar en el imperio con facilidad.

División Thematica en el año 1045. Fuente.

Themas 1045 tempora buenaDurante toda la duración de este sistema, la aristocracia buscó la forma de expandir sus territorios en contra del latifundio, algo contra lo que los basileus legislaron activamente; pero a partir del siglo XI, el sistema ya estaba completamente agotado como para hacer frente a los nuevos problemas que acosaban al imperio.

Como conclusión, debemos señalar que la reforma thematica supuso uno de los grandes aciertos del Imperio Bizantino a pesar de algunas limitaciones.

Con este sistema, el Estado cumplió un doble objetivo: por un lado, consiguió eliminar la pesada carga económica del ejército y, por otro, consiguió un abastecimiento continuo. Al no pagar a los stratiotas, estos debían de trabajar la tierra para su sustento, pero la cuestión iba más allá del simple autoabastecimiento: los soldados, una vez cubiertas sus necesidades alimenticias, vendían al Estado los productos sobrantes de sus cosechas —excedentes— y así obtenían beneficios económicos.

El Estado estaba siempre dispuesto a absorber estos excedentes dada la escasez de tierras cultivables que tenía el imperio, con lo que se crea un sistema de crecimiento económico ilimitado, basado en el minifundio y en una clase social bastante amplia. Esto quedaba reforzado por no tener que hacer grandes inversiones en el ejército, ya que la columna vertebral de éste eran los stratiotas y estos recibían la tierra como pago a sus servicios vitalicios.

Precisamente este crecimiento económico de una buena parte de la sociedad, ligada al campo y al ejército, fue uno de los elementos que más importancia tuvo, no solo para la supervivencia del Imperio Bizantino, sino para su futura recuperación y expansión, que llegó a su máximo apogeo con Basilio II, Bulgaroctonos, en el siglo XI; si bien por esta etapa el sistema thematico ya estaba exhausto y con pocas posibilidades de mantenerse debido a la incapacidad de los diversos basileus de renovarlo o mejorarlo, así como a los avances de la aristocracia, que acapararon buen aparte de estas tierras.

Bibliografía|

CABRERA, EMILIO, “Historia de Bizancio“, Barcelona: Ariel Historia, 2012.

DUCELLIER, ALAIN, “Bizancio y el mundo ortodoxo“, Madrid: Biblioteca Mondadori, 1992.

KAEGI, WALTER EMIL, “Byzantium and the early islamic conquests“, Cambridge: Cambridge University Press, 1995

OSTROGOSRKY, GEORGE, “Historia del Estado bizantino“, Madrid: Ediciones Akal, 1984.

VASILIEV, ALEXANDER ALEXANDROVICH, “Historia del Imperio Bizantino. De Constantino a las Cruzadas“, Barcelona: Iberia, 1945.

Redactor: Emilio Cerezuela Martínez

Licenciado en Historia por la Universidad de Murcia (2008-2013), especializado en Historia Medieval. Principal interés: tránsito de la Edad Antigua a la Edad Medieval, Alta Edad Media, Imperio Bizantino y pueblos germanos.

Comparte este artículo

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com: A mediados del siglo VII la situación en el Imperio Bizantino era desesperada: tras algo más …
  2. La Revolución Thematica en Bizancio: Inn... - […] A mediados del siglo VII la situación en el Imperio Bizantino era desesperada: tras algo más de treinta años …
  3. necesitamos un estratega y otro oficial tactico – Título del sitio - […] http://www.temporamagazine.com/la-revolucion-thematica-en-bizancio-innovar-o-morir/ […]
  4. Título del sitio - […] http://www.temporamagazine.com/la-revolucion-thematica-en-bizancio-innovar-o-morir/ […]

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR