El Foro de la Colonia Augusta Emerita, otros recintos públicos (II)

La investigación arqueológica centrada en el llamado “Foro Colonial” de Emerita Augusta se ha caracterizado por ser muy abundante desde las primeras excavaciones en la zona hasta la actualidad. Dicho estudio ha generado un importante número de datos arqueológicos que han ayudado a conocer mejor el urbanismo emeritense y, en especial, este sector de la ciudad. Actualmente, los datos están continuamente revisándose siendo uno de los aspectos más tratado por los investigadores dedicados a este tema. De esta manera, contamos con diferentes, pero interesantes, teorías sobre aspectos relacionados con la cronología, la distribución de los edificios, la decoración arquitectónica o escultórica, etc. El Foro Colonial no estaba formado solamente por la plaza en la que se encontraba el conocido como “Templo de Diana”, sino que debió ser bastante más extenso a juzgar por las intervenciones llevadas a cabo en la zona. Varias plazas y edificios públicos con funciones administrativas y religiosas formaban este recinto. A continuación analizaremos dichos espacios.

Foro Colonial de Augusta Emerita. Fuente: Ayerbe, R.; Barrientos, T.; Palma, F., p. 826.

Foro Colonial de Augusta Emerita. Fuente: Ayerbe, R.; Barrientos, T.; Palma, F., p. 826.

a) La Plataforma Oriental o Pórtico del Foro 

En la zona oriental de este complejo público nos encontramos con el llamado “Pórtico del Foro”, aunque también se le conocen otros nombres como Forum adiectum, Foro de Mármol o Augusteum.  Este recinto estaría formado por una galería porticada y un espacio central abierto al aire libre. Para algunos investigadores, el espacio central de la plaza estaría ocupado por un altar dedicado a la Providentia, similar al que aparece en las monedas de acuñación local en época del emperador Tiberio. Este altar estaría decorado con unos relieves de mármol que fueron hallados en la zona del Molino de Pan Caliente. El recinto estaría porticado en sus cuatro lados y el área abierta podría contar con una zona ajardinada.

Restitución ideal expositiva del ara para la muestra "Hispania, el legado de Roma". (Fuente: T. Nogales, 2000)

Restitución ideal expositiva del ara para la muestra “Hispania, el legado de Roma”. Fuente: T. Nogales, 2000.

Otros investigadores proponen una organización y un planteamiento arquitectónico diferente al anterior. Para ellos, este recinto estaría formado por una plaza central de planta rectangular, porticada en tres de sus lados, y en su centro se situaría un templo exento. En unas intervenciones arqueológicas realizadas en la calle Baños se localizó una  parte del núcleo de caementicium que pertenecería a este edificio religioso.

Reconstrucción ideal de la Plataforma Oriental o Pórtico del Foro. Fuente

El espacio porticado estaba bordeado por un canal que estaría forrado de mármol en su parte superior. En el mismo edificio porticado quedan restos de revestimientos marmóreos en muchos de sus elementos, como por ejemplo las hornacinas que estaban revestidas con placas de mármol al igual que los paramentos de los muros interiores. La mayor parte de estas placas de mármol han desaparecido pero quedan las huellas de los agujeros de las grapas metálicas que las sujetaban al muro. El suelo de este espacio también estaba enlosado con placas de mármol. Las columnas serían del mismo material y soportarían una estructura formada por arquitrabes, frisos y cornisas.

En la parte superior, este pórtico estaba decorado con una sucesión de clipei que alternaban representaciones de Júpiter-Amón y Medusa, junto con cariátides que actúan como pilastras ornamentales. Este mismo programa decorativo lo encontramos en el Foro de Augusto en la capital del Imperio. Tradicionalmente, Roma servía de modelo, era la base o el origen, para estos programas iconográficos que se difundían por las principales ciudades, principalmente en las capitales de las provincias.

Decoración escultórica del Pórtico del Foro. Fuente

Conjunto escultórico de Eneas, Anquises y Ascanio. Fuente

Conjunto escultórico de Eneas, Anquises y Ascanio. Fuente

En las hornacinas, situadas en el muro interior del pórtico, se colocarían diferentes esculturas que estaban relacionadas con el programa iconográfico utilizado en este espacio público. Probablemente en ellas se colocarían esculturas de personajes destacados, tanto reales como mitológicos, con inscripciones que recogerían sus nombres. Junto a las hornacinas habría también exedras, lugares más importantes para colocar grandes grupos escultóricos ya que tenían más espacio para ellos. En una de estas exedras estaría colocado el conjunto escultórico alusivo a la fundación de Roma donde aparece Eneas huyendo de Troya junto a su padre, Anquises, y su hijo, Ascanio. Este grupo mitológico lo encontramos en diferentes copias, como por ejemplo en pinturas de Pompeya, en lucernas, en monedas, y en pequeñas esculturas de terracota a pequeña escala que reproducían estos grandes programas iconográficos. En el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida se conservan varios fragmentos que debieron formar parte de esta representación. Se conservan fragmentos como la parte inferior de una coraza que pertenecería a la escultura de Eneas. Otra escultura que representa a un hombre anciano, con barba y cubierto con la túnica, sería Anquises. Por último, una tercera escultura que representa una figura masculina de poca edad sería el pequeño Ascanio.

El acceso entre la Plataforma Central del Foro, donde se ubica el Templo analizado en el anterior artículo, y la Plataforma Oriental o Pórtico del Foro, también ha dado a lugar a un debate entre los investigadores. Para algunos, ambos espacios públicos estarían separados por el paso de una vía que cruzaba esta zona. Para otros, los dos espacios estarían unidos y se comunicarían a través de una puerta monumental como ocurre en otros foros romanos. En la actualidad se piensa que esta calzada sería construida antes y que, posteriormente, sería amortizada con la construcción de esta plaza porticada. Seguramente el acceso entre estos dos espacios públicos estaría formado por una escalera o rampa debido a que la Plataforma Oriental está más elevada.

En cuanto a la cronología, mediante los estudios realizados con los materiales relacionados con la decoración arquitectónica, la construcción de la plaza tendría lugar entre mediados del siglo I d.C., durante la época de los emperadores Claudio y Nerón, y comienzos de época Flavia. Según W. Trillmich, este recinto podría ser considerado como un forum Iulium, relacionándolo con la intención de la emperatriz Agripina de crear un linaje dinástico superior a los Claudios, por línea materna, para ensalzar a su hijo Nerón. Otra teoría defiende que la construcción de esta plaza porticada estaría planificada junto con la plaza principal del espacio forense, donde se encuentra el llamado “Templo de Diana”, pero sería construida posteriormente.

b) La Plataforma Occidental situada en torno a la calle Viñeros 

En la zona que actualmente ocupa la manzana entre las calles Viñeros, Gavilanes, Los Maestros y Cimbrón se situaría otra de estas plazas que conformaban el espacio del foro de la ciudad. Precisamente en la calle Viñeros se ha localizado parte de los restos de un edificio público de grandes dimensiones. Los datos aportados por las intervenciones arqueológicas constatan la presencia de un gran podium de hormigón que formaba parte de un templo. Los restos de este edificio están muy arrasados lo cual impide conocer algunas de sus características o plantear cómo era su alzado. Tampoco se hallaron materiales pertenecientes a la decoración arquitectónica. A través de lo poco que se conoce, los investigadores han defendido que estaríamos ante un templo hexástilo, con seis columnas en su fachada, realizado en granito y no se han hallado elementos marmóreos relacionados con esta construcción. La fecha de edificación se situaría en torno a la época augustea. En relación a la dedicación o consagración del edificio, no tenemos ningún epígrafe que nos pueda servir para conocer a quién estaba dedicado. Por los pocos datos que hay, es muy aventurado encontrar la solución aunque algunos arqueólogos creen que quizás pudo estar dedicado al Divino Julio por su semejanza con el templo que construyó el emperador Augusto en el Foro de Roma.  

Restos del recinto de la calle Viñeros. Fuente

Restos del recinto de la calle Viñeros. Fuente

El templo se situaría en una plataforma que estaría rodeado por un temenos en tres de sus lados. A juzgar por el desnivel de la zona, para la construcción de este recinto se llevarían a cabo diversas tareas de explanación. No sabemos mucho más de esta plaza debido a que se encuentra debajo de viviendas actuales.

c) Otra Plataforma Occidental en torno a la calle John Lennon

Otro recinto que pertenecería al conjunto de este Foro Colonial de Augusta Emerita se situaría en la actual calle John Lennon, bajo el Centro Cultural Alcazaba. Este recinto monumental ocuparía aproximadamente dos manzanas de la antigua ciudad romana. La planta tenía forma cuadrangular y estaría dividida en varios espacios. Uno de ellos sería una zona abierta al aire libre que estaría rodeada por sus cuatro lados por naves. En esta zona abierta se halló una piscina en buenas condiciones de conservación. La construcción de este complejo se situaría en época augustea ya que no hay huellas de edificaciones anteriores en la zona, como por ejemplo una vía, y por el uso de determinados elementos propios de la decoración arquitectónica de esa época, como las columnas de granito. Por ello, se cree que este recinto se planificaría y se construiría en los primeros momentos de la fundación de la ciudad.

En cuanto a la funcionalidad de este recinto, hay que hacer frente a la dificultad añadida de que no se conoce en su totalidad sino que solamente se ha podido excavar una parte. Además, no hay otras huellas, como elementos epigráficos o escultóricos, que ayuden a conocer cuál era la función de este edificio. Solamente la piscina nos ayuda a asegurar un uso como un conjunto termal aunque ello sería en una época posterior a su construcción original. Algunos investigadores han visto un parecido similar de este recinto con las palestras termales, comparando sus características con las que conocemos en otros lugares del Imperio. Según esta teoría, los edificios adyacentes desempeñarían la función de albergar las diferentes estancias termales. Otra teoría plantea la posibilidad de que este conjunto formase parte de las conocidas como palestras-gimnasios o campi que serían propias de la cultura helenística. Estos edificios tendrían una zona al aire libre rodeada por un pórtico, contando con una piscina, y cuya finalidad sería la de educar a los jóvenes en los valores de la ideología imperial. Una tercera hipótesis plantea su semejanza arquitectónica con otro edificio de época augustea, la schola de Velia, aunque su funcionalidad del recinto emeritense pudo ser otra, como por ejemplo la sede de un collegium profesional o religioso.

En definitiva, resulta evidente que la gran mayoría de los edificios públicos romanos que se conservan presentan cuestiones complejas sobre su fisonomía original. A pesar de ello, el estudio arqueológico de los mismos está ayudando, acertadamente, a resolver esos problemas gracias los interesantes trabajos que se están realizando en el mundo de la investigación arqueológica por parte de reconocidos y prestigiosos investigadores. Todo ello contribuye a un mejor conocimiento de estos recintos monumentales que constituyeron el corazón de Augusta Emerita.

Bibliografía

ALVAREZ MARTINEZ, J.M.; NOGALES BASARRATE, T., Forum Coloniae Augustae Emeritae: Templo de Diana, Mérida, 2003.

ALVAREZ MARTINEZ, J.M.; NOGALES BASARRATE, T., “Foros de Augusta Emerita: espacios simbólicos en el urbanismo emeritense”, en Théorie et Pratique del l’architecture romaine, Études offertes à Pierre Gros, Aix-en-Provence, 2005, pp. 213-231.

AYERBE, R.; BARRIENTOS, T.; PALMA, F., El Foro de Augusta Emerita: génesis y evolución de sus recintos monumentales, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto de Arqueología de Mérida, Mérida, 2009.

DE LA BARRERA, J.L., La decoración arquitectónica de los foros de Augusta Emerita, Roma, 2000.

NOGALES BASARRATE, T., “Un altar en el Foro de Augusta Emerita”, en LEON, P. y NOGALES, T. (eds.), Actas de la III Reunión sobre escultura romana en Hispania, Madrid, 2000, pp. 25-46.

NOGALES BASARRATE, T., Ciudad y foro en Lusitania romana, Museo Nacional de Arte Romano, Mérida, 2009.

PALMA, F., “Resultados de las intervenciones arqueológicas realizadas durante el 2001 en el Foro Municipal de la Colonia Augusta Emerita”, en ÁLVAREZ, J. M. y NOGALES, T., Forum Coloniae Augustae Emeritae. Templo de Diana, Mérida, 2003, pp. 429-439.

TRILLMICH, W., “Los tres foros de Augusta Emerita y el caso de Corduba”, en LEÓN, P. (ed.), Colonia Patricia Corduba. Una reflexión arqueológica, Sevilla, 1996, pp.175-195.

TRILLMICH, W., “Espacios públicos de culto imperial en Augusta Emerita: entre hipótesis y dudas”, en NOGALES, T. y GONZÁLEZ, J. (eds.), Culto imperial: política y poder, Roma, 2007, pp. 417-445.

Redactor: Francisco Cidoncha Redondo

Licenciado en Historia por la Universidad de Sevilla, especialidad Historia Antigua y Arqueología. Actualmente realizando el Doctorado en Historia Antigua tras haber cursado el Máster de Estudios Históricos Comparados. Interesado en todo lo relacionado con la política, la economía y la sociedad romana.

Comparte este artículo

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR