El fenómeno del mármol en el mundo romano

El término marmor hacía referencia a  cualquier tipo de piedra susceptible de ser utilizada para la elaboración escultórica o arquitectónica. Los romanos denominaban generalmente a sus piedras ornamentales según su lugar de procedencia (lugar donde se encontraban sus canteras), pero los  italianos del Renacimiento rebautizaron a éstas atendiendo más a características como el color. Por poner un ejemplo, el marmor numidicum pasó en el Renacimiento a denominarse giallo antico.

Los  griegos utilizaron principalmente mármoles blancos para después pintarlos, y el uso de piedras ornamentales de colores fue muy escaso. Esta fue la tendencia que se observa incluso en la época alto republicana de Roma, ya que se importaban mármoles blancos de la Hélade y de las Cícladas (mármol pentélico, mármol blanco de Tasos y de Paros, etc.) para realizar sarcófagos y esculturas. Se puede afirmar que en el siglo II a.C. hubo un revulsivo en la mentalidad de los romanos, ya que los esquemas mentales del helenismo empaparon a la élite romana; por ello hubo un gran interés por imitar los modelos de los palacios helenísticos, hechos en muchos casos con mármoles de colores (de ahí que los mármoles más valiosos fueran mayoritariamente los orientales) y fue entonces cuando Roma empezó a realizar obras arquitectónicas en travertino, que luego se estucaban para aparentar ser obras realizadas en mármoles de colores. La realización de piezas en travertino estucado era mucho más común que la utilización de marmora de colores por el elevado coste de éstos, que hacía inviable la importación masiva de estos productos, ya que ni el erario romano, ni la aristocracia romana podían permitírselos en estos momentos de la república (PENSABENE 2003: 3 – 4). En 189 a.C. se produjo la batalla de Magnesia, por la cual Roma abre las puertas de Oriente y las canteras pasan a estar en la esfera romana, según nos cuenta Plinio (Naturalis historia XXXV, 34); por lo tanto, ya se ve un cierto control del preciado material, aunque fue un control aún indirecto, mientras que en el norte de África la caída de Cartago hizo que Roma se hiciese rápidamente con Chemtou (cantera del giallo antico). Esta influencia romana sobre las canteras orientales empezó a cambiar en la segunda mitad del siglo II a.C., en primer lugar porque Roma se hizo con Grecia y con ello con el control del codiciado Pentélico, el mármol de Paros y el mármol de Tasos.

africa2

Fuste de columna en africano. Fuente: MARRI. No publicada

El segundo paso fue en el 133 a.C. debido a que Pérgamo fue anexionado por Roma a causa de la herencia de Átalo III (último rey de Pérgamo), que dejó el reino al pueblo romano, por lo tanto Roma se hizo con los mármoles de Asia Menor como el pavonazzetto. En último lugar vemos la conquista de Egipto por Augusto, que supuso que los granitos egipcios y las valiosísimas piedras ornamentales egipcias pasasen a ser controladas por el estado romano. Así  concluiría un proceso de control de las canteras orientales que, como hemos mencionado, comenzó con la batalla de Magnesia, la cual dio lugar a una especie de control indirecto de las canteras orientales y que concluyó con la conquista del Egipto lágida, que supuso un control directo y total de todas las canteras de Oriente.

gi

Fuste de columna en giallo antico. Fuente: DANIEL BECERRA.

La utilización de muchas de las piedras ornamentales que componían los marmora antiqua ya se conocía desde antes de que Roma se hiciera con el control del Mediterráneo y por ende de las principales canteras de exportación del mármol. Un ejemplo de esto sería que ya en época faraónica se extraían algunos de estos mármoles como el granito del foro y el porfido rosso. La cercanía a la costa o a un río determinaba mucho la apertura de una cantera, ya que esto suponía que el transporte fuera más fácil y por ello más barato. A pesar de todo ello había mármoles raros y preciados como el sinnadico de Frigia, que se encontraba a unas doscientas millas de la costa; pero esto es una excepción y no algo habitual. El transporte se solía realizar en barco, ya que por tierra suponía un alto coste humano y animal y por consiguiente un aumento de los gastos de transporte. Existían canteras a cielo abierto como la de Aliki, en la isla de Tasos, y zonas de extracción de mármol a través de galerías subterráneas, como  Belevi, en Éfeso. La extracción subterránea necesitaba de una gran tecnología y la creación de unas largas galerías para  llegar hasta el deseado material (BRUNO 2003: 179 – 186). El gasto que suponía la extracción era compensado por el consumo de las élites, tanto itálicas como después por las élites de las provincias.  Todo esto explica que existiese una difusión mediterránea y regional del mármol antiguo. Existían barcos destinados exclusivamente al trasporte de piedras ornamentales (BRUNO 2003: 191), lo que nos muestra lo importante que fue para el mundo romano el comercio de estos materiales.

Tras la extracción del material pétreo se procedía a un primer devastado. Tras esto, se llevarían  al litoral costero para, desde ahí, ser enviado a su destino o a un tercer punto desde el cual se redistribuiría. La propiedad de una cantera de mármol podía ser imperial, de privados o municipal, aunque la explotación pudiese estar en manos de particulares. En el caso del mármol de Mijas (Málaga) se pensaba que estaba bajo la propiedad imperial, pero al ver que la monumentalización de los espacios públicos no dependía del gobierno imperial sino del municipio, se pensó en esta segunda administración para la gestión (BELTRÁN y LOZA 2008: 313 – 338). Por lo tanto podemos hablar de canteras de propiedad imperial y canteras de propiedad municipal. En época de Augusto y de Tiberio (siglo I d.C.) las principales canteras pasaron a ser de propiedad imperial, en un proceso de «nacionalización» (PENSABENE 1985: 16), algo que aparece reflejado en la obra de Suetonio (Tib. 49,2.). Todos los mármoles importantes que se difundieron por el Imperio tenían su procedencia en canteras de titularidad imperial, como el cipollino, el pavonazzetto o el verde antico (MARCHEI y PETTINAU 2003: 123).

CANTEIMPE

Dispersión de las principales canteras marmóreas del Imperio Fuente: PENSABENE 1985: 17.

Conclusiones.

1. La utilización de los marmora se convierte en un signo de distinción social.

2. Los marmora más deseados por las élites romanas se encontraban en la parte oriental del Mediterráneo y ya se explotaban antes de la llegada de Roma.

3. La utilización de los distintos marmora en Roma va en relación al proceso de expansión territorial del Estado romano.

4. Con la llegada del principado se ve un proceso de centralización de las principales canteras, que pasaron a depender del control imperial.

 

Bibliografía

BELTRAN FORTES, J. y LOZA AZUAYA, M.L., “La explotación romana del mármol de la “sierra de Mijas” (Málaga)”, Marmora Hispana. Explotación y uso de los materiales pétreos en la Hispania Romana. Roma: L’Erma di Bretschneider, 2008: pp 313 – 338.

BRUNO, MATTHIAS, “Considerazioni sulle cave, sui metodi di estrazione, di lavorazione e sui trasporti”, I marmi colorati Della Roma imperiale. Roma: Marsilio, 2003: pp 179 – 201.

MARCHEI y PETTINAU,  “Bibliografia ragionata: resultati e problemi degli Studio sui marmi antichi”, Marmi antichi. Roma: De Luca editore,  2003: pp 117 – 128.

PENSABENE et alii, “Mami antichi. Problemi d´impiego, di restauro  e d´identificazione”. Roma: L´Erma di Bretschneider, 1985

PENSABENE, PATRIZIO,“Il fenómeno del marmo nel mondo romano”,  I marmi colorati Della Roma imperiale.  Roma: Marsilio,  2003: pp 3 – 68.

Redactor: Daniel Becerra Fernández

Licenciado en Historia y Máster en Arqueología por la Universidad de Sevilla. Mi investigación se centra en el estudio del mármol en la Antigüedad. A lo largo de mi vida académica he participado en el 64º Curso de Arqueología de Ampurias y en campañas arqueológicas como las de la Villa del Casale (Piazza Armerina, Italia) y las del Patio de Banderas (Sevilla, España). Además he intervenido como conferenciante para diversas instituciones.

Comparte este artículo

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - Información Bitacoras.com Valora en Bitacoras.com: El término marmor hacía referencia a  cualquier tipo de piedra susceptible de ser utilizada para la …
  2. El fenómeno del mármol en el mund... - […] El término marmor hacía referencia a cualquier tipo de …  […]
  3. El fenómeno del mármol en el mund... - […] El término marmor hacía referencia a cualquier tipo de piedra susceptible de ser utilizada para la elaboración escultórica o …
  4. Definición y clasificación de los opera sectilia - temporamagazine.com - […] de estos tendrían un tamaño modular mediano y usan materiales tanto procedentes de Hispania como marmora de importación de las …

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *