Urartu: El imperio olvidado de Anatolia

La historia de Asia Menor es difícil de reconstruir en estos siglos, ya que hay pocos datos y estos son  principalmente datos arqueológicos, a excepción  de la región de Lidia debido a que tenemos los textos de Herodoto. Al principio del primer milenio antes de Cristo tenemos constatado varios estados importantes y también pequeños principados neohititas en Anatolia y el norte de Levante, los cuales tenían relaciones económicas, culturales y políticas con Mesopotamia por su cercanía geográfica. 

El Reino de Urartu

Este Estado ocupaba más o menos la zona de la actual Armenia y parte de Azerbaiyán. Es una región muy abrupta y con una climatología adversa. De este reino no se supo nada hasta que se investigaron en profundidad las fuentes asirias, que nos mostraban un Estado urarteo poderoso y de grandes dimensiones, con una cronología que abarca desde el siglo IX a.C. al VII a.C.

  • Fuentes documentales

Se sabe que los habitantes de Urartu hablaban su propia lengua y mucho de lo que sabemos de este pueblo se deben a los restos arqueológicos hallados en el yacimiento de Karmir Blur. Es muy difícil conocer los orígenes de Urartu, aunque se piensa que pudo ser la unión de comunidades tribales nómadas; y es probable que la decisión de constituirse en Estado se debiera a las constantes incursiones de los asirios, ya que hay constancia de que estos realizaban incursiones en la zona de lo que se considera Urartu. Estas tribus nómadas confederadas darían lugar a un Estado unitario  sobre la base de la riqueza agrícola, forestal y metalífera de la zona (WAGNER 1999: 220).

Se usaba el sistema de escritura cuneiforme por influencia asiria y la lengua urartea es muy similar a la lengua hurrita, lo que nos demostraría un fuerte sustrato hurrita en la sociedad urartea. También existe una escritura jeroglífica, enigmática, y de clara influencia egipcia. Hay pocos escritos en urarteo, pero los que conocemos son muy importantes, ya que se refieren principalmente a la administración, reconstrucciones reales, campañas militares….

  • Geografía y Economía

La geografía de Urartu la hacía casi inexpugnable para los ataques asirios. Se piensa que este Estado podía abarcar unos 200.000 km², en los que se encontraban tres grandes lagos (Van, Urmia y Sevor) y muchos ríos, que surgían de manantiales y que se usaban para el regadío de los cultivos. Como contrapartida el relieve de la zona era muy perjudicial para el comercio debido a la imposibilidad de tener buenas vías de comunicación.

El corazón de este país fue el lago Van y sus alrededores, ya que allí había una gran meseta fértil. El invierno en esta zona es  muy duro, esto se ve bien reflejado en el Anabasis de Jenofonte. El sistema de producción y redistribución de Urartu estaba muy descentralizado, una característica administrativa del estado urarteo. Los pastores en verano se dispersaban por los pastos de altura, algo que beneficiaba a los urarteos en la guerra, debido a que las batallas se llevaban a cabo en el verano. Pese a su superestructura centralizada, como ya hemos comentado, se conservó un sistema de producción y redistribución descentralizado, debido a las causas de las limitaciones orográficas. Se creó una red de centros urbanos fortificados para proteger los intereses estratégicos.

Es destacable el peso de la minería en esta región ya que en ella había importantes zonas de extracción de plata, cobre y hierro (WAGNER 1999: 220). Su riqueza minera fue codiciada por los estados vecinos de Urartu (MERHAV 1991).

  • El Esbozo Histórico

Gracias a las fuentes hititas vemos que durante el Segundo Milenio antes de Cristo en el oriente anatolio había una serie de tribus nómadas que pactaban entre ellas. A pesar de ello hay pocas fuentes para la reconstrucción histórica del Estado urarteo y los datos que tenemos provienen principalmente de sus enemigos asirios, por lo que son subjetivos. No se han encontrado muchas inscripciones urarteas, y las que se han encontrado tratan sobre todo el tema de la construcción de palacio y solo dos textos se nos han conservado sobre acciones bélicas del país (KUHRT 2001: 1997).

En el reinado de Salmanasar III (858 a.C. - 824 a. C.) vemos por primera vez una mención a Urartu, que se encontraba luchando contra este rey asirio. En esta fuente vemos a Salmanasar III de Asiria luchando contra el rey urarteo Aramu ( 858 a.C. – 844 a.C.). Con este rey urarteo se obtienen importantes ciudades como Tushpa. En esta información asiria también aparece Sarduri (834 a.C. – 828 a.C.), rey no descendiente de Aramu, que instauró una nueva dinastía que duró 200 años. También observamos en esta información el duro esfuerzo que le supuso al ejército asirio atravesar las montañas urarteas y el férreo control por parte de Urartu de sus fronteras.

Las conquistas urarteas en el oeste comenzaron en el reinado del rey Menua (810 a. C.-785 a. C.), pero las conquistas mejores conocidas se llevaron a cabo bajo el reinado de Argishti I (785a.C.  763 a.C.) y Sarduri  II (764 a.C. -735 a.C.); además, en estos reinados vemos constantes luchas internas por el poder y luchas contra los asirios. Las campañas militares hacia el oeste supusieron unos 50 años de dominio urarteo en el occidente anatolio. Se sabe que se llevaron a cabo deportaciones de los territorios vencidos hasta el núcleo de Urartu para mejorar su economía, una práctica muy extendida en el mundo asirio.

Parece ser que el auge del Estado urarteo coincidió con un periodo de debilidad del estado asirio (IX a.C. –VIII a.C.), pero en la segunda mitad del siglo VIII a.C. se produce una cruenta guerra entre Urartu y Asiria en el norte de Siria y en Anatolia, en la que aparece el Estado de Frigia como aliado de Urartu, lo que suponía un gran peligro para Asiria, que corría el riesgo de perder su suministro de minerales anatólicos de gran valor para el gigante altomesopotámico. Gracias al ataque del pueblo cimerio a Urartu durante la guerra, Asiria pudo obtener una gran victoria y sus intereses fueron salvaguardados. Con esta guerra del siglo VIII a.C. Urartu pierde su hegemonía en la región, pero no desaparece del tablero geopolítico de la época.

Tras la guerra se produjeron unos tratados para la limitación de fronteras, y tras estos, se llevaron a cabo muchos tratados de amistad entre los dos pueblos anteriormente enfrentados. A pesar de los nuevos límites no se solucionaron por completo el problema fronterizo y eso llevó a que los centros de poder se trasladasen a lugares más alejados de la influencia asiria.

No conocemos el fin del Estado urarteo, ya que no hay documentos sobre ello, pero podemos afirmar que cuando Nabopalasar de Babilonia (626 a.C.- 605 a. C.) y Ciaxares de Media ( 625 a.C. - 585 a.C.) se reparten Asiria, Urartu ya no existe como Estado independiente. Aún así vemos que bajo el dominio persa de la región nos encontramos con una satrapía con este nombre, lo que a nuestro entender nos mostraría una pervivencia de la identidad urartea mucho más allá del fin de su Estado.

  • El Estado

Debido a la falta de fuentes escritas urarteas tenemos poca información para el conocimiento del funcionamiento del Estado urarteo. Gracias a textos asirios vemos que el rey era acompañado de servidores y cortesanos, organizados a la manera asiria. Los cargos más importantes se reservaban a la familia del rey. El sucesor del rey debía ser descendiente directo, aunque no tenía preferencia el primogénito. Existía una importante nobleza que demandaba importantes productos armamentístico, y con ello, se sostenía la demanda metalúrgica. Se sabe que había distritos en Urartu dirigidos por un gobernador cuya principal misión sería el abastecimiento de tropas para el Estado y la dirección en la guerra de las mismas. En los límites del país vemos estados vasallos del rey de Urartu que estaban dirigidos por dinastías locales e independientes, y que a su vez tenían determinadas obligaciones políticas para con el rey urarteo (KUHRT 2001: 206). El rey aparece en ocasiones denomiado como «rey de reyes», título de gran importancia para los soberanos de las grandes potencias durante el Segundo Milenio antes de Cristo.  El centro de poder político urarteo fue cambiando con los años debido a las circunstancia políticas, y esto se puede observar en la diseminación de las residencias reales.

  • La Religión

En cuanto a la religión, sabemos que el dios principal de Urartu era Laldy o Haldi, el encargado de dar la victoria a Urartu en la guerra, por delante del dios de la tormenta Teisheba. El Sol también jugaba un papel importante en la cosmovisión urartea. El rey urarteo se mostraba como patrono y proveedor oficial de los cultos locales. Los templos se situaban cercanos a los palacios y en ocasiones había explanadas dedicadas al culto.

Urartu 1

Motivo religioso del Árbol de la Vida en el casco de bronce del rey Sardur II. Fuente.

  • El Urbanismo

Gracias a la Arqueología sabemos como era en gran parte su urbanismo. Constatamos la presencia de edificaciones palaciales y templos con una gran importancia en la trama urbana. En cuanto a las viviendas sabemos que había un gran interés por la decoración interior. Es destacable que las diferentes poblaciones urarteas estaban en muchos casos abastecidas de agua y una buena red de alcantarillado. Muchos elementos arquitectónicos urarteos fueron empleados posteriormente por los persas, sobre todo en el ámbito palacial. Las excavaciones que más datos han aportado para el conocimiento de la historia de esta cultura se realizaron sobre los yacimientos de Altintepe, Toprakkale, Cavustepe y Patnos.

Conclusiones

A pesar de los pocos datos existentes sobre el oriente anatolio durante la primera mitad del Primer Milenio antes de Cristo y a que Urartu ha pasado desapercibido para la historiografía del Próximo Oriente durante muchos años, podemos afirmar que se trataría de una gran potencia político-económica, que llegó a ser un Estado hegemónico en la región entre el IX a.C. y el VIII a.C.

Otra conclusión importante que obtenemos es que a pesar de las pocas fuentes existentes sabemos que la identidad urartea es previa a la formación del Estado, ya que las tribus nómadas preexistentes eran denominadas así, y que la misma identidad persiste a la desaparición del Estado, como se ve con la creación de la satrapía persa de Urartu.

La investigación nos lleva a ver la importancia asiria para el conocimiento de Anatolia y en general del Próximo Oriente, ya que con Urartu nos da una serie de informaciones que de otras formas no tendríamos, al igual que anteriormente había sucedido con el Imperio Hitita y el reino de Mitanni.

Bibliografía|

KUHRT, A., “El Oriente Próximo en la Antigüedad, II. c. 3000-330 a.C.“, Barcelona: 2001.

MERHAV,R., “Urartu.a metalworking center in the firs millennium B.C.E.“, Jerusalen: 1991.

WAGNER, C.G., “Historia del cercano oriente“, Salamanca: 1999.

Redactor: Daniel Becerra Fernández

Licenciado en Historia (US) y Máster en Arqueología (US y UGR). Actualmente soy Personal Investigador en Formación en el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla y mi investigación se centra en el estudio del mármol en la Antigüedad. A lo largo de mi vida académica he participado en el 64º Curso de Arqueología de Ampurias y en campañas arqueológicas como las de la Villa del Casale (Piazza Armerina, Italia) y las del Patio de Banderas (Sevilla, España). Además he intervenido como conferenciante para diversas instituciones.

Comparte este artículo

1 Comentario

  1. He leído el artículo y me ha puesto al día sobre este desconocido e interesante reino. Está muy bien escrito y es muy ameno. Enhorabuena.

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Urartu: El imperio olvidado de Anatolia - tempo... - […] La historia de Asia Menor es difícil de reconstruir en estos siglos, ya que hay pocos datos y estos …
  2. Los Hititas I: la formación de un imperio - temporamagazine.com - […]  Con el tiempo surgirían nuevos reinos en Siria como el de Melid, Kummukh, o Hamath, debido, sobre todo, al influjo …
  3. EL GORRO FRIGIO. PARTE 1. – Los cordones que me ato cada día - […] fue la  época de mayor esplendor de Frigia, que se extendió al  este hasta la frontera con Urartu, ocupando  gran …

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR