Roger de Flor y los almogávares en Bizancio: génesis de la expansión aragonesa en el Mediterráneo

En 1282 los habitantes de Sicilia se levantaron en armas contra el rey Carlos de Anjou, quien desde hacía veinte años gobernaba las tierras del sur de Italia tras habérselas arrebatado al legítimo rey, Manfredo de Hohestaufen. Éste había dejado como heredera de su dignidad real a su única hija, Constanza, la cual había contraído matrimonio con el rey aragonés Pedro III. Considerando los sicilianos que Pedro de Aragón y Constanza eran sus legítimos soberanos, les entregaron los nobles de Sicilia la corona de la isla. Dio comienzo así una guerra que se prolongaría en el tiempo durante veinte años.

En este conflicto las huestes aragonesas contaron con un tipo de guerreros que ya desde el siglo XII habían mostrado su valía en la península en las innumerables guerras de frontera contra el islam, eran los conocidos como ‹‹almogávares››. Estos soldados se entrenaban constantemente para la guerra, viviendo en terrenos agrestes apartados de la civilización, lo que los convertía en una magnífica fuerza de élite. Durante largo tiempo los almogávares catalanes y aragoneses combatieron en Italia al servicio de los monarcas aragoneses, demostrando una eficacia en el combate mayor que cualquier otra unidad.

Fresco representando una compañía de almogávares preparados para el combate. "Fuente".

Fresco representando una compañía de almogávares preparados para el combate. Fuente.

En 1302, sin embargo, se firmaba la Paz de Calatabellota, por la cual los Anjou se convertían en reyes de Nápoles (conservando los territorios continentales del antiguo Reino de Sicilia), y la casa de Aragón mantendría el control sobre la isla de Sicilia, aunque dicho trono insular terminó recayendo no en la línea principal del linaje, cuyo representante era el rey Jaime II de Aragón, sino sobre su hermano Federico, quien reinaría como Federico II de Sicilia. Sin embargo la paz no estaba asegurada para el nuevo reino siciliano, pues el rey Federico no tenía forma, tras casi veinte años de conflicto, de poder expulsar del reino a las bandas de almogávares sin que estos no provocasen daños ni perjuicio a la población siciliana.

Para liberar al rey de posibles desavenencias con los almogávares entró en escena un personaje de lo más carismático. No era otro que Roger de Flor. Roger había nacido en 1266 o 1267 en Bríndisi. Era hijo de un halconero alemán que había estado al servicio del rey Manfredo y de una noble italiana. Siendo muy joven entró en las filas de la orden templaria, de la cual llegó a ser comandante de una nave de guerra conocida como ‹‹el Halcón››. Siguiendo al cronista Ramón Muntaner, Roger de Flor habría participado en la defensa de San Juan de Acre en 1291, plaza que finalmente cayó en poder musulmán, acabando definitivamente con la presencia cristiana en Tierra Santa. Tras la pérdida de Tierra Santa, desertó de la Orden del Temple y se dirigió a Sicilia para ponerse al servicio de la casa de Aragón.

Roger de Flor entrando triunfante en Constantinopla. "Fuente".

Roger de Flor entrando triunfante en Constantinopla. Fuente.

Roger ideó un plan para seguir manteniendo a los almogávares ocupados en asuntos bélicos, el cual consistía en convertirse en jefe de las bandas guerreras que campaban por Sicilia y dirigirse con ellas hacia el Imperio Bizantino para ofrecer sus servicios al emperador oriental contra los turcos, los cuales se iban acercando cada vez más a las murallas de Constantinopla. Envió una embajada al emperador Andrónico II Paleólogo ofreciendo sus servicios como mercenario a cambio de que le fuese concedido el título de ‹‹megaduque del imperio››, así como la mano de la sobrina del emperador, llamada María, e hija del zar de Bulgaria. Andrónico, desesperado ante el avance de los turcos, no dudó en aceptar todas las proposiciones de Roger de Flor.

Roger de Flor partió con un total de 1500 caballeros y 4000 almogávares, a lo que había que sumar sirvientes, familiares… Se embarcaron en Mesina rumbo hacia Constantinopla. Una de las condiciones de Roger de Flor era que el emperador adelantase los sueldos de los hombres de armas por un período de cuatro meses, y una vez vencido dicho plazo, se volvería de entregar a los combatientes el sueldo de otros cuatro meses (cuatro onzas de oro cobraban los hombres de a caballo y una onza la infantería almogávar). El pago de la primera soldada se produjo en el puerto griego de Malvasía, del cual se dirigieron las fuerzas mercenarias hacia Constantinopla.

El recibimiento en Constantinopla fue apoteósico. Las huestes de Roger de Flor desfilaron ante el emperador Andrónico, quien al término de la marcha, ofreció formalmente la mano de su sobrina María al megaduque. Desde hacía varias décadas, los emperadores bizantinos estaban controlados por los genoveses, quienes mantenían una inmensa colonia en el arrabal de Pera (al otro lado del Cuerno de Oro) y gozaban de todo tipo de privilegios comerciales. Sin embargo habían demostrado ser del todo inútiles en la lucha contra los turcos. La misma noche de la llegada de los mercenarios aragoneses, al parecer incitados estos por el propio Andrónico II, realizaron una matanza de las colonias genovesas en Constantinopla. Roger de Flor tuvo sin embargo que contenerlos en su deseo de saquear Pera, donde también se hallaba parte del tesoro imperial.

En 1303 comenzó la ofensiva contra los turcos. El ejército mercenario atravesó el Bósforo. Su primer enfrentamiento contra los turcos fue todo un éxito, derrotando a las fuerzas turcas en la batalla del río Cízico, tras la cual las fuerzas aragonesas consiguieron iniciar el cerco de la ciudad de Filadelfia. Durante ese invierno Roger partió hacia Constantinopla para reclamar la paga debida a sus fuerzas, la cual le fue entregada por Andrónico sin ningún tipo de contrariedad. A su regreso a Filadelfia observó cómo sus huestes en su ausencia se habían dedicado al saqueo y al pillaje contra la población de las afueras de la ciudad, que era griega y no turca.

Emperador Andrónico II. "Fuente".

Emperador Andrónico II. Fuente.

A comienzos de 1304 lanzó una ofensiva sobre la costa egea de Asia Menor, con la cual se apoderó de las ciudades de Magnesia y Éfeso. En Germe, plaza fortificada cercana a Filadelfia, consiguió derrotar de nuevo a los turcos, lo que aceleró la conquista de la ciudad asediada. En la primavera de 1304 hubo de enfrentarse a un ejército llamado en la crónica de Muntaner ‹‹de alanos››. Estos provenían del Cáucaso, y aunque no lo indica la crónica, posiblemente fueran mercenarios al servicio de los turcos. En Aulax hubo de enfrentarse a un nuevo ejército turco que corría en defensa de las fuerzas sitiadas en Filadelfia. Roger de Flor obtuvo aquí su mayor victoria frente a las fuerzas islámicas, y tras esta batalla, consiguió finalmente apoderarse de la ciudad de Filadelfia.

Pese a estas innumerables victorias de los mercenarios aragoneses, el mal comportamiento de los almogávares con las poblaciones locales, así como el mayor poder que con cada victoria obtenía el megaduque, ponían en peligro la posición de Andrónico II. Éste tramó un plan con el que desembarazarse de las fuerzas aragonesas. En 1305 ordenó a las fuerzas de Roger de Flor que cruzaran el estrecho del Helesponto y se acantonaran en Galípoli. Por su parte, Roger fue invitado a un banquete en Adrianópolis por parte del emperador, pidiendo éste que acudiese con sus mejores guerreros. Durante el banquete, Roger de Flor y unos centenares de guerreros fueron asesinados por los mercenarios del emperador. Tras el asesinato del megaduque, las fuerzas bizantinas se dirigieron hacia Galípoli  para destruir a los restantes miembros de las fuerzas mercenarias aragonesas.

Sin embargo, estos, al mando de su nuevo jefe Berenguer de Entenza, consiguieron derrotar en Galípoli a las fuerzas bizantinas. Comenzó un período de cuatro años que pasó a la posteridad con el nombre de ‹‹venganza catalana››, durante el cual las fuerzas almogávares saquearon sin control las tierras de Macedonia y Tracia. Una de las regiones que sufrió profundamente la venganza de los mercenarios aragoneses fue el Monte Athos, cuyos monasterios fueron saqueados. Finalmente, entre 1309 y 1311, los almogávares consiguieron apoderarse de los ducados de Atenas y Neopatria, los cuales fueron regidos por gobernantes descendientes de los jefes de las compañías almogávares hasta el año 1381, en que ofrecieron el control de dichos territorios al rey Pedro IV de Aragón[1]. En 1388 desaparecería la presencia aragonesa en el Mediterráneo Oriental, cuando dichos ducados cayeron en manos de otra compañía de aguerridos guerreros, la ‹‹Compañía Navarra››.

Bibliografía|

AGUSTÍ, D., “Los almogávares: la expansión mediterránea de la Corona de Aragón“, Madrid: Editorial Sílex, 2004.

D’OLWER, LL.N.,  ”L’expansió de Catalunya en la Mediterrània OrientalBarcelona: Edicions Proa, 1974.

MUNTANER, R.; VIDAL JOVÉ, J.F. (traductor), “Crónica“,  Madrid: Alianza Editorial, 1970.

RUBIÓ I LLUCH, A., “Els catalans a GreciaBarcelona: Biblioteca de la Rosa dels Vents, 1937.

SETTON, K.M. , “Los catalanes en GreciaBarcelona: Ediciones Orbis, 1975.

SOLDEVILA I ZUBIBURU, F., “Els almogàversBarcelona: Barcino, 1952.


[1] En la actualidad, los ducados de Atenas y Neopatria siguen siendo títulos históricos de los reyes de España.

Redactor: José Marcos García Isaac

Licenciado en Historia por la universidad de Murcia y máster en Estudios Medievales por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente estoy realizando el doctorado en Historia Medieval en la Universidad Complutense de Madrid. Principales temas de interés: Historia jurídica (europea en general), diplomática (principalmente de la Corona de Aragón), naval (de la Corona de Aragón) y ordenes de caballería monárquicas durante la Baja Edad Media.

Comparte este artículo

2 Comments

  1. Molt informative el articulo

    Post a Reply
    • Muchas gracias Michael, me alegro que te haya gustado.

      Post a Reply

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR