Los ritos de paso en la Prehistoria Reciente

Hay momentos en la vida de los individuos de una comunidad que están cargados de un especial simbolismo. No son momentos cualquiera, sino bisagras entre etapas claramente diferenciadas. Bautizos, bodas, funerales, investiduras militares, tomas de poder y una larga lista son ejemplos fácilmente identificables. En todos los casos se trata de hacer socialmente público y notorio el compromiso de esa persona con unos nuevos valores y capacidades. Es lo que se ha dado en denominar como ritos de paso. Sin embargo, la burocratización de algunos de ellos ha dejado de lado la elaboración de algún tipo de rito público que sumerja a los interesados en la interiorización de esos nuevos valores y capacidades. En las siguientes líneas pretendemos recoger algunos ritos de paso prehistóricos que ejemplifiquen lo que acabamos de introducir.

Salto N'gol hacia el suelo para pasar a la edad adulta. Fuente

Salto N’gol hacia el suelo para pasar a la edad adulta. Fuente

No es fácil, sin embargo, observar las huellas de este tipo de ritos en el registro arqueológico, y mucho menos cuando se trata de momentos tales como el paso de la infancia a la edad adulta, o el matrimonio. Sin embargo, un rito de paso bastante prolífico es el del tránsito al Más Allá, debido al alto coste de energía y tiempo invertido. Ya tratamos esta cuestión parcialmente en una entrada anterior a propósito del hallazgo de espadas de bronce inutilizadas en diferentes ríos de las costas atlánticas europeas. Como ya comentamos a propósito de ellas, este tipo de armamento podría ser el reflejo de prácticas funerarias que habrían consistido en arrojar el cadáver a las aguas para realizar por esta vía el tránsito al Más Allá. No sería casualidad, por lo tanto, que muchos de los hallazgos se hayan realizado en las desembocaduras de los ríos o en vados de paso, lo cual simboliza el cambio de etapa entre el mundo de los vivos y el de los muertos. No obstante, como demuestran este tipo de ejemplos, inferir ritos de pasos a partir del registro arqueológico es una cuestión delicada, y no digamos ya dar una interpretación del porqué se usan unas claves simbólicas y no otras. Un nuevo caso funerario especialmente interesante es el de los niños enterrados bajo las casas de diferentes poblados de la Edad del Bronce en la Península Ibérica, lo que ha sido interpretado como la necesidad de guardar la sacralidad de individuos jóvenes que todavía no habrían superado ritos de paso iniciáticos y que por tanto se podrían ver expuestos y vulnerables al mundo del caos, representado por todo aquello que se encontrase fuera de casa.

De hecho, en diferentes sociedades la casa es considerada como lugar reservado, y como tal, hay que protegerlo de las amenazas exteriores. Así, las poblaciones de tradición fenicio-púnica de la Península Ibérica colocaron en ocasiones conchas en el zaguán de la puerta para preservar el interior de los malos espíritus. Esta práctica fue copiada de los pavimentos de conchas que esas mismas poblaciones solían utilizar para evitar las impurezas de los fieles y del sacerdocio al entrar en lugares sagrados, así como persuadir a las fuerzas negativas de que penetrasen en los edificios de culto. De esta forma se encuentran bien atestiguados los  suelos con conchas de la especie Glycymeris glycymeris en torno a lugares como El Carambolo (Camas, Sevilla), idea que recientemente han trabajado J. L. Escacena y M. I. Vázquez de la Universidad de Sevilla. El porqué del uso y la simbología de estos moluscos ha sido puesta en conexión con varias posibles hipótesis explicativas, todas ellas difíciles de demostrar, como comentábamos anteriormente. De una parte, la dureza de sus valvas protege al animal de su interior, del mismo modo que quienes se encontrasen en su interior serían protegidos de fuerzas negativas que tratasen mágicamente de penetrar en el edificio. De otro lado, se ha planteado la posibilidad de que estos pavimentos de conchas simbolizaran concheros como los que se encuentran en las orillas de las playas, lo que dividiría a estos edificios entre el espacio racional del interior y el espacio salvaje y difícil de domesticar como es el mar. Por último, otra propuesta ha relacionado las conchas con la vulva femenina, deteniendo a las fuerzas malignas de entrar en este tipo de edificios al ‹‹distraerlas››; también las conchas han aparecido en contadas ocasiones en los enterramientos en cistas fechables en la primera mitad del cuarto milenio AP en el suroeste de la Península Ibérica, sin que por ello podamos establecer conexiones entre estas prácticas y las posteriores acabadas de comentar de época protohistórica. Así, las conchas podrían haber tenido igualmente un carácter apotropaico, esto es, la capacidad de preservar del mal en un tránsito tan delicado como es el del mundo de los vivos al de los muertos, que tradicionalmente se ha asociado con el peligro de lo desconocido.

Excavaciones efectuadas en el santuario fenicio de Malaka. Abajo en primer término detalle de los restos de un pavimento de conchas. Fuente

Excavaciones efectuadas en el santuario fenicio de Malaka. Abajo en primer término detalle de los restos de un pavimento de conchas. Fuente

Igualmente, el empleo de amuletos apotropaicos como las figurillas del dios Bes nos indican la importancia que tenía preservar de influencias negativas el paso de un estado a otro. Se trata esta divinidad de un peculiar personaje de la mitología egipcia caracterizado por presentar una figura enana y rechoncha, corona de plumas y en ocasiones una piel de león puesta sobre los hombros. Su aparición dentro del ajuar de tumbas tanto egipcias como fenicio-púnicas ha llevado a los investigadores a pensar que el carácter grotesco, y en ocasiones leonino de su figura, habría tratado de ahuyentar a los malos espíritus para evitar que perturbasen el tránsito y el descanso del fallecido en una etapa caracterizada por la oscuridad y la falta de información.

Amuleto de Bes procedente de Rota (Cádiz). Fuente

Amuleto de Bes procedente de Rota (Cádiz). Fuente

En otras ocasiones, el registro funerario nos depara curiosas sorpresas que permiten plantear la posibilidad de encontrarnos ante el reflejo de ritos de paso realizados durante la vida de los fallecidos. Un llamativo caso es el de la mutilación dental que presentan algunos cadáveres femeninos aparecidos en necrópolis natufienses, fechados entre el 13000-10000 AP en el Norte de África. Algunos investigadores han querido ver en estas prácticas un posible rito de paso al llegar a la pubertad. El resultado de esta práctica da origen a la atrofia de los alvéolos superiores y se hiperdesarrollan los dientes del maxilar inferior. Es una muestra más que evidente del compromiso de esos individuos con la nueva etapa de su vida que están dispuestos a asumir. Sin embargo, a pesar de que existen paralelos antropológicos para avalar esta posibilidad, igualmente existen ejemplos que nos muestran cómo la mutilación dental es usada como muestra de prestigio, de belleza o de identidad étnica, por lo que una vez más nos movemos en el siempre delicado terreno de la especulación. Investigar para creer.

Bibliografía|

ESCACENA CARRASCO, J. L.; VÁZQUEZ BOZA, M. I., “Conchas de salvación”, Spal 18: 53-84. Sevilla: Universidad de Sevilla, 2006.

FOURNIER, P.; MONDRAGÓN, C.; WIESHEU, W. (coords.), “Ritos de paso. Arqueología y antropología de las religiones“, México: ENAH, 2010.

GÓMEZ PEÑA, A.; RODRÍGUEZ MELLADO, J., “A propósito de dos nuevos amuletos de Bes procedentes de Chipiona y Rota (Cádiz)”, Spal 23, 147-165. Sevilla: Universidad de Sevilla, 2011.

RUIZ-GÁLVEZ PRIEGO, M., “Ritos de paso y puntos de paso: la ría de Huelva en el mundo del Bronce Final europeo“, Madrid: Universidad Complutense de Madrid, 1995.

VAN GENNEP, A., “Los ritos de paso“, Madrid: Alianza Editorial, 2008 [1909].

Redactor: Álvaro Gómez Peña

Licenciado en Historia en la Universidad de Sevilla. Actualmente soy investigador predoctoral del Departamento de Prehistoria y Arqueología de dicha institución. Miembro del Grupo de Investigación 'TELLUS. Prehistoria y Arqueología en el Sur de Iberia (HUM-949)'. En él desarrollo mi trabajo centrado en el conocimiento y divulgación de la religión y la historiografía de la Prehistoria Reciente.

Comparte este artículo

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies