Los primeros colonizadores

Posibles vías de dispersión de los primeros homínidos.  Fuente

Posibles vías de dispersión de los primeros homínidos. Fuente

El punto de partida parece estar claro, el sur de África. A partir de ahí todo son incógnitas, porqué se dispersan los homínidos desde esa zona y cómo penetran en Eurasia son cuestiones que sobre el papel se han planteado en numerosas ocasiones.

Las hipótesis que plantean los investigadores se pueden agrupar en cuatro apartados:

-        Medio Ambiente: plantea que los cambios en la vegetación y la fauna son el eje principal de la migración de los homínidos fuera de África. En este sentido Leroy (Leroy et al.,2011) plantea que los primeros homínidos tendrían poca capacidad de adaptación a las variaciones climáticas.

-        Demografía: unas de las principales causas de las dispersiones de los sistemas biológicos es el crecimiento de la población. Dennell propone que la densidad de población es una de las principales barreras para la dispersión, ya que una baja densidad no permitiría un mantenimiento de las redes sociales. Frente a esta teoría, los investigadores Abbate y Sagri (2012) plantean que la abundancia de recursos que se generan en el Valle del Rift permitiría un crecimiento de la población, lo que a su vez conllevaría la búsqueda de nuevos horizontes.

-        Ecología: el tamaño corporal de los homínidos y la eficiencia locomotora adquirida con el desarrollo del bipedismo se traduce en una posibilidad de recorrer grandes distancias, así como una mayor visibilidad, lo que conlleva un rango de interacción más alto. Haidle y Conard (2011) relacionan los atributos cognitivos con los comportamientos de los grupos de homínidos, suponiendo de esta forma que los atributos cognitivos limitan o amplían las tolerancias ambientales y con ella la disponibilidad de recursos.

Sea cual fuere el motivo de las migraciones de grupos de homínidos durante la prehistoria, lo cierto es que conquistaron todos los continentes, superando adversidades climatológicas y grandes distancias.

Para estudiar los primeros grupos pobladores de la península ibérica hay que tener en cuenta un aspecto primordial, como es las vías de acceso a esta zona geográfica. Como es lógico, una de las principales vías de acceso es a través de Los Pirineos, a pie, atravesando esta gran cadena montañosa se accede a la península, y con ello se consigue habitar una zona con gran cantidad de recursos, con un clima benévolo en sus zonas costeras, y con una gran variedad paisajística, entendiendo por paisaje un conjunto de elementos naturales que conforman una zona de hábitat.

Ahora bien, si ésta es la única vía de acceso, cómo podríamos entonces explicar una ocupación temprana del sur de la península. Recordemos que encontramos yacimientos como los de Orce (Barranco León y Fuente Nueva) cuyas cronologías están por encima del millón de años.  En estos yacimientos está documentada la presencia humana, tanto por la aparición de industria lítica, como por el hallazgo de un molar deciduo de homo sp., quizás el hallazgo más antiguo de la península, con una cronología de 1,4 millones de años.

 

El Estrecho de Gibraltar se ha planteado en numerosas ocasiones como posible ruta de acceso a la península ibérica. Esta hipótesis plantea algunos problemas. En primer lugar, habría que explicar cómo, en fechas tan tempranas, un grupo de homínidos puede cruzar una gran masa de agua. Debemos pensar que lo que cruzó el Estrecho fue un grupo lo suficientemente grande como para crear un asentamiento en la península, capaz de dar una descendencia y una perdurabilidad de la comunidad de homínidos. En segundo lugar suponiendo que tuviesen medios para cruzar grandes distancias acuáticas, habría que aclarar cómo consiguen salvar las fuertes corrientes marítimas que azotan el Estrecho. Hoy en día uno de los principales problemas que plantea esta zona, para los grandes cargueros que lo cruzan a diario, son las fuertes corrientes que se sitúan en la zona donde confluyen el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Por otra parte, la densidad demográfica que se observa en los yacimientos del norte de África no plantea la necesidad de buscar nuevos nichos ecológicos, pues la presión demográfica no es tan fuerte como para tener que cruzar a un nuevo continente.

Estrecho de Gibraltar. Fuente

Estrecho de Gibraltar. Fuente

Por el contrario, la misma hipótesis es defendida basándose en las siguientes pesquisas: en primer lugar Gonen Sharon propone un contacto entre el norte de África y la península ibérica gracias al estudio de los núcleos para la obtención de herramientas líticas (SHARON, 2011). Compara yacimientos de Argelia, Portugal y España, y concluye que hay una relación entre las lascas de los yacimientos estudiados, y que esta misma relación no se observa con los yacimientos que se sitúan tras la frontera natural de los Pirineos.

Marie Helène Moncel defiende que aunque la presión demográfica no supone un riesgo para la supervivencia, y no obliga a buscar nuevos nichos ecológicos, sí hay otros factores que lo promueven, como puede ser la competencia con los carnívoros. Según esta autora la península iIbérica ofrece una baja competencia gracias al periodo de cambio climático.

Las etapas más frías, situadas en los Estadios Isotópicos Marinos (MIS, Marine Istope Stage), anteriormente llamados OIS (Oxygen Isotope Stages), MIS 22, MIS 16 y MIS 12, facilitarían el paso por el Estrecho de Gibraltar. Estas etapas frías harían que las corrientes marinas fuesen más débiles debido al cambio en la salinidad del Océano. Así lo proponen los investigadores Manuel Santonja y Alfredo Pérez González (2010).

En cuanto a la posibilidad de cruzar grandes masas de agua en épocas tempranas está demostrada en el estrecho de Lombok. La isla de Flores está ocupada entorno a 1,01 m.a. (BRUMM, et al. 2010), lo que coincide a grandes rasgos con las fechas propuestas para la ocupación temprana de la península ibérica.

Por otro lado, las reconstrucciones paleogeográficas sugieren una importante bajada del nivel del mar en las épocas más frías, llegando a situarse a unos 100 metros por debajo del nivel actual, lo que podría haber facilitado el cruce del estrecho. Esto se traduce en una menor distancia marítima entre África y Eurasia, llegando a situarse a unos 5 kilómetros uno de otro, y con pequeñas islas que emergerían debido a la bajada del nivel del mar.

Las hipótesis que defienden el paso del Estrecho de Gibraltar, al igual que las que no, están sustentadas en datos. Ahora bien, cabe pensar que si en una cronología de 1,01 millones de años, se llegan a cruzar los 18 kilómetros, que aproximadamente componen el estrecho de Lombok, se podrían haber cruzado los 14 kilómetros que componen la distancia mínima del estrecho de Gibraltar, salvando los estudios paleogeográficos y plaeoclímáticos.

Las industrias líticas se han utilizado para defender la dispersión humana por todo el mundo, y como han expuesto diferentes investigadores, la relación entre las industrias del norte de África y del sur de la península ibérica es más que notable, y dicha relación no se observa más allá de los Pirineos. Ambos aspectos son claves para dar la hipótesis del Estrecho de Gibraltar como puente de paso hacia la península ibérica como válida.

Ahora se abre un nuevo debate: ¿fué David Meca el primero en cruzar el Estrecho de Gibraltar a nado?

 

BIBLIOGRAFÍA |

-        DENNELL, R.: Dispersal and colonisation, long and short chronologies: how continuous is the Early Pleistocene record for hominids outside East Africa?Journal of Human Evolution nº45, pp. 421–440. 2003

-        BRUMM, A.; et al.: Age and context of the oldest known hominin fossils from Flores. Nature vol.534. 2016.

-        BRUMM, A.; JENSEN, G.M.; VAN DEN BERGH, G.D.; MORWOOD, M.J.; KURNIAWAN, I.; AZIZ, F.; STOREY, M.:Hominins on Flores, Indonesia, by one million years ago. Nature nº464, pp. 748-752. 2010

-        MONCEL, M.H.:Oldest human expansions in Eurasia: Favouring and limiting factors.Quaternary International, pp. 223-224. 2010

-        RAMOS, J.: El estrecho de Gibraltar como puente para las sociedades prehistóricas. Ed. La serranía. Ronda, 2012.

-        SANTONJA, M.; PÉREZ, A.; PANERA, J.; RUBIO, S.; MÉNDEZ, E.: The coexistence of Acheulean and Ancient Middle Palaeolithic techno-complexes in the Middle Pleistocene of the Iberian Peninsula. Quaternary International. 2015.

-        SANTONJA, M.; VILLA, P.: The Acheulean in Southwestern Europe. In Axe Age. Acheulian Tool-making from Quarry to Discard. Goren-Inbar, N. & Sharon, G. (eds.). Equinox Publishing, pp. 429-478. Londres 2006.

-        SANTONJA, M.: Situacion actual de la investigación del paleolítico inferior en la cuenca media del Duero. Portugalia, vol.4/5, pp. 27-35. Lisboa, 1982.

-        SANTONJA, M.; PÉREZ, A.: Un centro de interpretación para el yacimiento paleolítico de Ambrona (Soria, España). MARQ, Arqueología y museos, nº2, pp. 157-165. 2007.

-        SANTONJA, M., PÉREZ-GONZÁLEZ, A.:La industria lítica del miembro estratigráficomedio de Ambrona (Soria, España) en el contexto del Paleolítico antiguo de laPenínsula Ibérica. Zephyrus LIX, pp. 95-108.2006.

-        SANTONJA, M.; PÉREZ GONZÁLEZ, A.; PANERA, J.;  RUBIO JARA, S.; SESÉ, C.; SOTO, E.; SÁNCHEZ ROMERO, L.:Los yacimientos arqueo-paleontológicos de Ambrona y Torralba (Soria).En Robert Sala (ed.) Los cazadores recolectores del pleistoceno y del holoceno en Iberia y el Estrecho de Gibraltar: estado actual del conocimiento del registro arqueológico. 2014.

-        SANTONJA, M.; PÉREZ, A.: El Paleolítico inferior en el interior de la Península Ibérica. Un punto de vista desde la geoarqueología. Zephyrus, nº53-54, pp. 27-77. Universidad de Salamanca, 2000. 

Redactor: Daniel De la Torre

Comparte este artículo

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies