Las primeras evidencias arqueológicas en el continente australiano (I)

En este nuevo artículo viajamos por uno de los territorios peor conocidos dentro de nuestra disciplina: Australia. En las siguientes líneas vamos a descubrir un poco más sobre las primeras evidencias arqueológicas de esta zona y cómo el problema de las dataciones cronológicas ha sido un freno para un conocimiento más exhaustivo sobre estas sociedades. Creemos razonable dividir este trabajo en dos artículos; en la primera entrega, la que leeremos a continuación, se llevará a cabo un recorrido general de  descripción de los principales yacimientos australianos, y en la segunda se analizarán con detalle las principales actividades de estos pobladores, sus patrones de asentamiento, sus interrelaciones personales y económicas… Así pues, con este guión de trabajo, pasamos a presentar los principales ejemplos arqueológicos de estos primeros pobladores australianos.

Australia es un territorio con una geomorfología muy particular, donde abundan las zonas llanas y áridas. Durante las distintas fases del Pleistoceno hubo un descenso en el nivel del mar resultado de lo cual tanto Australia como Nueva Guinea y Tasmania pasaron a pertenecer a una mismo entidad territorial, formando lo que conocemos como continente australiano o plataforma de Sahul.

Mapa donde se muestra la Plataforma terrestre de Sahul. Referencia

 

Entre los yacimientos más antiguos de Sahul destaca Lake Mungo 3. Fue descubierto en los primeros años de la década de los setenta, siendo el hallazgo más importante un enterramiento humano que correspondía a un adulto con restos de ocre. Tras su descubrimiento y posterior estudio, se inició una problemática constante en la investigación arqueológica australiana que se extenderá en casi todos los yacimientos estudiados: la cuestión de las dataciones absolutas. En el caso de Lake Mungo 3, éstas han sufrido numerosas variaciones hasta la actualidad dependiendo tanto de los métodos de datación empleados como de los procedimientos de calibración y de los análisis estadísticos seguidos. En la década de los noventa se propuso una cronología absoluta de entre 42.000 y 45.000 años, pero no serían definitivas, ya que en los últimos años estas dataciones se han retrasado hasta los 60.000 años.

Lake Mungo está situado en una zona interior, en un área geográfica caracterizada por la existencia de dunas a unos 2.400 km de la costa noroeste actual de Australia, y a más de 4.000 km del noroeste de Nueva Guinea. Por tanto, si la colonización comenzó por el noroeste de este antiguo continente, debió de iniciarse antes del 60.000.

Enterramiento humano en el yacimiento de Lake Mungo. Referencia

Enterramiento humano en el yacimiento de Lake Mungo. Referencia

En el norte de Australia nos encontramos con otros dos importantes yacimientos situados en zonas de abrigos y que mantienen unas características similares: a) Malakunanja y b) Nauwalabbila. Se ha propuesto para los dos yacimientos una datación que oscila entre los 50.000 y los 60.000 años, aunque hay grandes discusiones respecto a este tema. Como estamos observando, la problemática de las dataciones es una constante que está presente en casi todos estos yacimientos.

  1. Malakununja es un abrigo de arenisca que posee una secuencia estratigráfica cercana a los cinco metros. En los primeros estratos aparecen restos numerosos de talla lítica, sobre todo lascas. El nivel más profundo con evidencias de artefactos ha sido fechado en los 61.000 años. Uno de los hallazgos más significativos en este yacimiento fue una piedra que seguramente fue utilizada para el tratamiento del ocre. Este descubrimiento nos lleva a pensar pues en posibles pautas rituales. Recordemos que el ocre es un elemento muy utilizado por muchas sociedades en el ámbito ritual, y sobre todo, en el ámbito funerario.
  2. Nauwalabila es el otro yacimiento que comparte estas características. Se encuentra situado a 65 km al sureste de Malakunanja. Posee una estratigrafía inferior y el registro material es bastante más escaso, quedándose representado por ítems líticos de poca importancia.

Otro ejemplo de estas primeras ocupaciones en esta zona, es Fortification Point. Éste no guarda ninguna similitud con los que anteriormente se han descrito. Es un yacimiento que lo encontramos al aire libre en unas antiguas terrazas marinas de la península de Huan. La documentación publicada habla de tres metros de potencia estratigráfica, a lo largo de los cuales están registrados numerosos artefactos líticos. Dentro de estos hay que destacar a los “waisted axe” como ejemplos más característicos. Serán unos artefactos tallados por las dos caras y que probablemente eran enmangados en unos soportes de madera (los cuales no han podido ser documentados). Estas piezas nos pueden recordar a algunos productos del denominado en occidente como Modo II, especialmente los famosos bifaces. La cronología de este yacimiento oscila entre los 40.000 y 42.000 años (fechas que vuelven a estar cuestionadas).

Volviendo a los yacimientos que encontramos en zonas montañosas, señalaremos la cueva de Devil´s Lair situada al suroeste de Australia. Se trata de una formación caliza que fue descubierta en los primeros años de la década de los setenta y que después de numerosas dataciones y discusiones sobre las mismas, parece claro que su horizonte cronológico se podría colocar entre los 55.000 y los 52.000 años.

Además de los ya citados, hay diversos yacimientos con cronologías que se sitúan en torno a los 40.000 años. Este es el caso de Cranebrook Terrace donde se han documentados varios artefactos líticos que ha sido imposible estudiar de una forma exhaustiva debido a que fueron encontrados en el contexto de una cantera actual que, entre otras cosas, provocó la pérdida de buena parte del contexto arqueológico inicial e hizo imposible la correlación estratigráfica de dichos hallazgos.

En el sureste de Australia también se han hallado algunos ejemplos de estos primeros artefactos líticos en el Maribyrnong River. La cronología ronda los 38.000 años, pero de nuevo nos encontramos con que las complicaciones en el estudio de los artefactos y la imposibilidad de un estudio contextual más amplio nos ha impedido llegar a una mejor caracterización de las realidades sociales y económicas que estuvieron detrás de estos productos líticos.

El Ulawun es uno de los mejores ejemplos de volcán en Nueva Bretaña. Referencia

Matenkupkum será nuestro último ejemplo. Es una cueva situada en la costa sureste de la Isla de Nueva Irlanda. En su secuencia estratigráfica encontramos conchas recogidas en los arrecifes cercanos así como huesos de murciélagos, ratas, serpientes, lagartos y aves. Estos niveles se corresponderían ya al Pleistoceno Final. Ahora bien, uno de los hallazgos que más ha llamado la atención de los investigadores ha sido la presencia de obsidiana tallada. La obsidiana, como todos conocemos, es una roca ígnea procedente de zonas que a lo largo del tiempo sufrieron una importante actividad volcánica. En este caso concreto, la procedencia de la obsidiana sería la Isla de Nueva Bretaña.

Hasta aquí llega nuestro repaso a los primeros y principales yacimientos que nos encontramos en el territorio australiano. En la segunda entrega podremos adentrarnos en sus sistemas de hábitat, sus estrategias de caza, sus relaciones socio-económicas… todo ello con el objetivo de dar a conocer unos primeros pobladores que no han tenido el protagonismo en la investigación arqueológica que se merecen.

Bibliografía

EIROA, J. J., “Nociones de Prehistoria general”. Barcelona: Ariel, 2006.

O’CONNEL, J. F. Y ALLEN, J., “Dating the colonization of Sahul (Pleistocene Australia New Guinea): a review of recent, research”. Journal of Archaeological Science 31: pp. 835-853, 2004.

ROBERTS, R. G., “Beyond the radiocarbon banier in Australian Prehistory”. Antiquity 68: pp. 611-616, 1994.

THORNE, A. G., Y OTROS, “Australians oldest human remains: age of the Lake Mungo 3 skeleton”. Journal of Human Evolution 36: pp. 591-612, 1999.

 

Redactor: Antonio Jesús Ortega Pereña

Redactor de la sección de Prehistoria de Témpora Magazine. Licenciado en Historia por la Universidad de Granada. Actualmente cursando el Máster de Arqueología en dicha universidad. Especializado en elementos líticos de la Prehistoria Reciente.

Comparte este artículo

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR