Cien años del nacimiento de Julio Cortázar

Este verano se cumplían 100 años del nacimiento de Julio Cortázar, escritor universal, a la par argentino y parisino, autor de obras irrepetibles. Desde Témpora vamos a realizar un pequeño homenaje al Gran Cronopio haciendo un brevísimo repaso de su vida a través de la historia, y de la historia a través de su vida, a saltos de rayuela.

«La rayuela se juega con una piedrita que hay que empujar con la punta del zapato. Ingredientes: una acera, una piedrita, un zapato, y un bello dibujo con tiza, preferentemente de colores…»
 
1. «Mi nacimiento fue un producto del turismo y la diplomacia»
Julio Cortázar a los 2 años de edad. Fuente

Julio Cortázar a los 2 años de edad. Fuente

Julio Cortázar nace en Bruselas por pura casualidad diplomática, puesto que su padre trabajaba para la embajada argentina en Bélgica. Bruselas había sido ocupada por los alemanes el 19 de agosto. Al pequeño Julio le tocó vivir la I guerra Mundial en la Bélgica ocupada, pues su familia no pudo volver a Argentina hasta 4 años después. Bélgica fue la primera víctima de la Gran Guerra y supuso una ruptura de la diplomacia tradicional en el momento en que los alemanes ocupan un país neutral. Bélgica y los Países Bajos ya habían declarado la movilización el 31 de julio, y al no responder al ultimátum alemán pidiéndoles que les dejaran atravesar el país con sus tropas, Alemania invade Bélgica. En la primera semana, los soldados alemanes asesinaron a 950 civiles en Aquisgrán y Lieja.

2. «Yo sí, en una casa con patio y macetas donde mi papá tomaba mate y leía revistas asquerosas»

En 1918 Cortázar y su familia vuelven a Argentina y Julio no volvería a Europa hasta 1950. A comienzos del siglo XX Argentina se había convertido en uno de los países más ricos del mundo y su popularidad había aumentado por la llegada de millones de europeos que emigraban en busca de fortuna. El siglo XX comienza con un país sumido en el fraude electoral con la exclusión de la mayoría de la población de la vida política. Marcelo T. de Alvear (presidente entre 1922-1928) impulsaría importantes cambios en función de la democratización de la sociedad. La década de 1920 fue muy productiva en materia cultural, aparece Fervor de Buenos Aires de Jorge Luis Borges, y otros autores que serían importantes representantes de las letras argentinas. En materia de legislación, se aprueban importantes leyes como la jornada de ocho horas y la regulación del trabajo de mujeres y menores. La situación social fue pacífica y estable hasta el golpe militar de 1930. Otro golpe ocurrió en 1943, después del cual Juan Domingo Perón, figura clave en el mismo, surgió como líder del país. La historia de la Argentina durante el siglo XX estaría caracterizada por una sucesión de gobiernos militares. Sufrirían durante este siglo seis golpes de Estado, imponiéndose dictaduras autoritarias que dejarían como saldo miles de desaparecidos y todo tipo de violaciones de los derechos humanos. 

3. «Cuando escribí mis primeros cuentos era un joven liberal antiperonista, bastante exquisito, totalmente alejado del destino de América Latina, incluso de mi propio pueblo»

Juan Domingo Perón dando una entrevista. Fuente

Juan Domingo Perón dando una entrevista. Fuente

Cuando sucedió la revolución del ’43, Cortázar trabajaba de maestro en la Escuela Normal de Bolívar y más tarde en Chivilcoy. En 1944 Cortázar comienza a dar clase como profesor universitario en Mendoza y adopta una posición de enfrentamiento con el peronismo que acabará llevándole a abandonar el país. Rechazó el cargo en 1946, cuando Perón gana las elecciones presidenciales y se intervienen las universidades:

«Preferí renunciar a mis cátedras –recordará mucho más tarde– antes de verme obligado a ‘sacarme el saco’, como les pasó a tantos colegas que optaron por seguir en sus cargos.»

Cortázar se adhiere a la protesta y a la lucha universitaria. Llega a ser apresado junto con otros profesores. Sus relatos de ficción de esta época, como El examen, Casa tomada, Los reyes, etc., expresan el rechazo a las transformaciones que el peronismo estaba llevando a la sociedad argentina. «América es precisamente otra vuelta de tuerca sobre el drama humano». Los años que siguen a 1945 serán muy duros para el intelectual argentino. La dictadura peronista impide que los artistas puedan desarrollar su labor creadora en plena libertad de acción. El peronismo, invicto y derrocado, electo e impuesto, convulsiona Argentina. El giro social y político del país de la posguerra y la época peronista producen una generación de escritores llamados «enojados». En 1951, tras haber trabajado durante una temporada como profesor y traductor, Cortázar marcha a París.

4. Cortázar en París. «Sé que un día llegué a París, sé que estuve un tiempo viviendo de prestado, haciendo lo que otros hacen y viendo lo que otros ven»

Julio Cortázar sentado en el Pont Neuf, en París. Fuente

Julio Cortázar sentado en el Pont Neuf, en París. Fuente

El Cronopio se muda a Europa. En 1951 se firma el tratado de París que establece la Comunidad Europea del Carbón y el Acero entre Bélgica, Alemania Occidental, Francia, Luxemburgo, Italia y los Países Bajos. Mientras Eva Perón muere en 1952, Cortázar se pasea por las calles de París. La Francia de la IV República se bate en Indochina y Argelia, perdiendo el control de sus colonias y haciendo tambalearse a la IV República. En 1958 esta inestabilidad dará lugar a la V República Francesa, apoyada en el firme poder ejecutivo de Charles de Gaulle. En Francia, el escritor va adquiriendo cada vez mayor interés por la historia y las problemáticas sociales y políticas de su época. El debate en torno al control y el futuro de Argelia, donde entonces residían aún más de un millón de colonos europeos, terminó debilitanto al país y desatando el terror respecto a la posibilidad de que estallase la guerra civil. La guerra que se batió en Argelia, entre los partidarios de abandonar la colonia y aquellos que se aferraban a mantener la presencia francesa, concluyó en 1962 con la declaración de Evian, que incluía la celebración de un referéndum de autodeterminación. Viviría en París la mayor parte de su vida, llegando incluso a nacionalizarse francés en 1981 como protesta ante la dictadura militar argentina. 

5. La Revolución Cubana. «La Revolución Cubaname mostró de una manera cruel y que me dolió mucho el gran vacío político que había en mí, mi inutilidad política… los temas políticos se fueron metiendo en mi literatura»

Cortázar apoyó las luchas de liberación en América Latina y tomó posiciones militantes y socialistas durante estos años a raíz, sobre todo, de su vida en Francia y su matrimonio con Carol Dunlop. La política entendida en su sentido más amplio, como conciencia social acompañada de un deseo de modificar las estructuras de poder, era algo que estaría siempre presente en los escritos de Cortázar desde que emergen por primera vez verdaderamente a partir de los sucesos de la revolución cubana. Su conversión a la causa cubana llevará a un subsecuente descubrimiento de la realidad latinoamericana. El Libro de Manuel será la conclusión literaria de su evolución política y estética donde la historia, las realidades políticas y la conciencia social estarán constantemente presentes de forma más o menos visible. La revolución cubana, encabezada por Fidel Castro, triunfa en 1959 manejando una nueva estrategia de lucha armada contra la dictadura de Fulgencio Batista. A partir de entonces, y durante más de 50 años, se ha mantenido la capacidad de resistencia del pueblo cubano y sus intentos de establecer un país socialista a un salto de los Estados Unidos. «Cuba es para mí permanente presencia espiritual».

6Mayo del 68 «(…)los estudiantes que alzan con sus manos desnudas los pavimentos de cemento y estadística para apedrear la Gran Costumbre y en la ordenada cibernética abrir de par en par ventanas como senos(…)»

Pintadas en las paredes durante el Mayo del 68 en París.

Pintadas en las paredes durante el Mayo del 68 en París. Fuente


Sin ser una figura especialmente presente en el Mayo del 68, el compromiso de Cortázar con el socialismo y las luchas de izquierda en general le llevarán a admirar los acontecimientos del Mayo tanto en Francia como en el resto del mundo: 

«Y el que hoy escribe se quedó ese día mirando largo tiempo las inscripciones, releyendo FRANCIAS PARA LOS FRANCESES, y eso también era su América.»

Los estudiantes argentinos de la Cité ocuparán la Maison de l’Argentine y la rebautizarán como Che Guevara. Le fascina la poesía y la creatividad del movimiento, aunque escribe de él que será breve. Escribe su particular crónica de los acontecimientos vividos en París para Marcha, una publicación de Montevideo, así como poemas y una recopilación de inscripciones y pintadas llamada Noticias del mes de Mayo.                                                                               

7. Chile. «No he venido como escritor, sino como expresión de una ideología»

El 3 de noviembre de 1970 Cortázar aterrizaba en Chile. Venía a la asunción del Presidente Salvador Allende en La Moneda como muestra de apoyo a la revolución chilena. Ya había visitado el país en 1943 y 1946. Su última visita sería en 1973, durante las elecciones. «Vine un poco de incógnito para observar las elecciones. Tengo la esperanza en la Unidad Popular y en la vía socialista», le dijo a este diario. Seis meses después, Augusto Pinochet dirigía el golpe militar. Cortázar se comprometió por completo con la causa chilena. Había puesto grandes esperanzas en Salvador Allende en 1970, como tantos otros intelectuales. Cuando un golpe de Estado lo derrocó en 1973 los acontecimientos en Chile le causarían grandes sufrimientos. Desde París se dedicaría a ayudar a exiliados políticos con cuestiones prácticas como encontrar vivienda, empleo en editoriales, etc. En 1974 publica Chili, le dossier noir con la colaboración y el apoyo de otros intelectuales comprometidos y exiliados chilenos. En este libro se denuncian las violaciones a los derechos humanos que cometía en aquel momento la junta chilena. Ese mismo año Cortázar formó parte del Tribunal Russell de Derechos Humanos, donde, entre otros asuntos, se condenaban los aocntecimientos que tenían lugar en Chile (así como en Argentina). Los años 70 son un periodo agitado en la vida de Cortázar debido a su compromiso político. «Si no fuera por mi fama, yo no estaría aquí, y no podría decir las cosas que pienso sobre las dictaduras latinoamericanas».                                                                                                                         

8. «Nicaragua tan violentamente dulce»   

Celebración de la revolución sandinista en julio de 1979 frente a la catedral de Managua. Fuente

Celebración de la revolución sandinista en julio de 1979 frente a la catedral de Managua. Fuente

Nicaragua fascinará a Cortázar como ya lo hiciera Cuba en su momento. Se convertiría en el amor político del escritor. Será un férreo defensor de la Revolución Sandinista y visitará muy a menudo el país. Acabará plasmando sus experiencias y reflexiones en un libro, Nicaragua tan violentamente dulce. En 1976, mientras daba unas conferencias en Costa Rica, acepta una invitación a Nicaragua que le afectaría profundamente y lo dejaría pendiente de los proyectos rebeldes y el movimiento de liberación que ya se estaba gestando. Motivado por la utopía y deseoso de ser parte de ella, Cortázar y su esposa Carol Dunlop se dirigirían a Nicaragua meses después del triunfo de la revolución en 1979. El Frente Sandinista de Liberación Nacional había puesto fin a la dictadura de la familia Somoza, derrocando a Anastasio Somoza y estableciendo un gobierno democrático progresista y de izquierdas con carácter socialista. Cortázar se volcó en apoyo al país y a la revolución, tomando parte en distintos proyectos e incluso donando los derechos de unos de sus libros a la causa, Los astronautas de la cosmopista, en 1983. Sintió una enorme admiración por el proceso nicaraguense:  

«…te diré que el problema viene en este momento en Nicaragua del hecho, que a mí me conmueve, de que el sandinismo triunfante manifestó de entrada su voluntad de mantener un pluralismo político y una economía mixta donde la actividad privada pudiera seguir desarrollándose, (…) sin embargo los sandinistas dijeron y siguen proclamándolo, que respetarán la economía mixta y el pluralismo político.»

En Enero de 1984, un mes antes de morir, Cortázar realizó su último y más emotivo viaje a Nicaragua. Ya había sido por entonces diagnosticado de leucemia, pero no pudo dejar de aceptar el honor que el Ministerio de Cultura nicaragüense le ofrecía,  la Orden de Independencia Cultural Rubén Darío, impuesta por su viejo amigo Ernesto Cardenal.                      

9. Últimos años en Europa. Cielo…«En lo alto está el Cielo, abajo está la Tierra, es muy difícil llegar con la piedrita al Cielo, casi siempre se calcula mal y la piedra sale del dibujo. Poco a poco, sin embargo, se va adquiriendo la habilidad necesaria para salvar las diferentes casillas (rayuela caracol, rayuela rectangular, rayuela de fantasía, poco usada) y un día se aprende a salir de la Tierra y remontar la piedrita hasta el Cielo, hasta entrar en el Cielo»

El 12 de febrero de 1984 Julio Cortázar muere en París como resultado de su lucha contra la leucemia y de sus saltos de casilla en casilla hasta llegar al Cielo. Será enterrado junto a su última esposa, Carol Dunlop, en el cementerio de Montparnasse, donde miles de visitantes dejan piedritas y dibujan rayuelas.       

Lápida de la tumba de Cortázar en París. Foto propia.

Lápida de la tumba de Cortázar en París. Foto propia.

Bibliografía|

CORTÁZAR, J., “Textos políticos“, Barcelona: Plaza y Janés, 1985. 

CORTÁZAR, J., “Rayuela“, Madrid, Alfaguara, 2013

HERRAEZ, M., “Julio Cortázar, una biografía revisada“, Barcelona: Alrevés, 2011.

MONTANARO, C., “Cortázar, de la experiencia histórica a la revolución“, Buenos Aires: Homo Sapiens Ediciones, 2001.

ORLOFF, C., “The representations of the political in selected writings of Julio Cortázar“, Woodbridge: Tamesis, 2013.

ROY, J., “Cortázar ante su sociedad“, Barcelona: Edicions 62,  1974.

Redactor: Laura Ríos Alcántara

Licenciada en Historia por la Universidad de Sevilla, mi especialidad es la historia contemporánea. Me interesan la historia de España en el s.XX, el pensamiento político, los nuevos movimientos sociales, la historia cultural y de género.

Comparte este artículo

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies