La creación de un concejo castellano con vocación marítima en el siglo XIII: el caso de Cartagena

El pasado día 16 de enero se cumplió el 770 aniversario de la creación del concejo de Cartagena por parte del rey Fernando III de Castilla. Tal hecho originó que la Corona de Castilla consiguiese una salida al Mediterráneo. Sin embargo, una serie de acontecimientos dispares impidieron que el puerto de Cartagena, que podría haber sido un puesto clave para sustentar una fuerte presencia castellana en el Mediterráneo, acabara siendo uno de los puertos más marginados de la Corona de Castilla durante la Baja Edad Media. El objetivo del presente artículo, por lo tanto, es presentar una visión general de la actividad marítima en el siglo XIII en la ciudad de Cartagena.

Actividad portuaria en las Cantigas de santa María. "Fuente".

Actividad portuaria en las Cantigas de santa María. Fuente.

Durante toda su historia Cartagena ha sido una ciudad orientada hacia el mar. Desde los tiempos antiguos, muchos han sido los pueblos que a través de esta vía han alcanzado (y en algunos casos colonizado) la costa cartagenera. Durante la época imperial romana fue una de las grandes urbes hispanas, y junto a Tarraco, uno de los principales puertos romanos de la Hispania mediterránea. Sin embargo, el Medievo no fue una época de gran prosperidad para Cartagena. La ciudad había pasado de ser una gran ciudad a ser un pequeño enclave durante la dominación musulmana. Sin embargo, pese a la perdida de relevancia de esta población, los cartageneros nunca se desligaron del mar.

La conquista castellana de la ciudad se produjo en 1245, habiéndose resistido la población musulmana de la ciudad a capitular ante las tropas castellanas del infante Alfonso (futuro rey Alfonso X), en virtud de los acuerdos alcanzados entre los castellanos y Muhammad Ibn Hud, emir de Murcia, en el tratado de Alcaraz de 1243. En efecto, en virtud de dicho pacto los castellanos se encargarían de la guarda de las fortalezas del Reino de Murcia. Una cláusula establecía que las ciudades de este territorio que no aceptasen la autoridad castellana sobre las fortalezas podrían ser conquistadas y sujetas al dominio directo de la Corona de Castilla. Tres fueron las ciudades que se resistieron: Lorca, Mula y Cartagena. La principal fuente sobre este asunto es la Crónica General de España mandada componer por el rey Alfonso X[1].

Navíos de guerra preparados para partir a Tierra Santa. "Fuente".

Navíos de guerra preparados para partir a Tierra Santa. Fuente.

Ante la dificultad de tomar la ciudad por tierra, se recurrió a un bloqueo naval de la misma por parte de una escuadra naval procedente del Cantábrico[2]. La creación del concejo de Cartagena se produjo formalmente el 16 de enero de 1246 mediante un privilegio rodado concedido a la ciudad por Fernando III, por el cual le concedía el fuero de Córdoba, con algunas diferenciaciones propias de una ciudad portuaria[3]. En dicho privilegio, entre otros aspectos, se regulaba la actividad naval, principalmente el corso[4]. Éste es un asunto realmente interesante, dado que antes de las Siete partidas no encontramos ningún código sobre la regulación general de la actividad corsaria en la Corona de Castilla. Sobre la regulación de las ganancias de los corsarios dice el privilegio lo siguiente:

«De quantos navios se armaren en el puerto de Cartagena, grandes e chicos, et yendo en corso et dándoles Dios ganancia, que den assi como en este privilegio dize: de naf grande que den al sennor la treintena de lo que ganaren; et de las veynte maravedís chicos et un moro (…) et de saetia de octaena remos fasta en quarenta , veynte et cinco maravedís chicos; et de barca de veynte remos fasta en diez, siete marabedis chicos…» [5]

Así pues, podemos comprobar cómo los monarcas castellanos, desde el momento mismo de la fundación del concejo, pretendían convertir a esta ciudad en un puerto próspero no solo para el comercio, sino también para la actividad corsaria contra las naves musulmanas. Durante el reinado de Alfonso X prosiguió la labor regia de convertir Cartagena en una base segura para los corsarios castellanos. En 1257 concedió a los señores de navíos cartageneros que gozasen de las prebendas de los fueros y franquicias de los caballeros de Toledo:

Caballeros de la Orden de Santa María de España. "Fuente".

Caballeros de la Orden de Santa María de España. Fuente.

«Et a los marineros que fueren sennores de navíos armados o de lennos cubiertos, que ayan en la çibdat de Cartagena los fueros et las franquezas que han los caballeros e fijosdalgos de Toledo…» [6]

En el año 1271 el rey decretó la titularidad exclusiva de Cartagena y Alicante como puertos de partida para los peregrinos y mercaderes que quisieran viajar a Tierra Santa. Dicha exclusividad quedaba también reservada para los caballeros de las distintas órdenes militares, principalmente las del Temple y el Hospital:

«por grand sabor que e de poblar las villas de Alicant et Cartagenia et porque tengo que es seruicio de Dios et pro de la tierra, et porque es más acerca et mas endrecado el pasage pora ultramar por estos puertos de Alicant e de Cartagenia a todos los omnes de mios reynos et de mió sennorio que alia quisieren pasar, tengo por bien et mando que las Ordenes del Ospital et del Temple et todas las otras Ordenes et los grandes omnes et los mercaderos de mi tierra que quisieren pasar a oltramar, que non fagan el pasage por otros lugares sinon por los puertos de Alicant et Cartagenia…» [7]

En 1272, mediante un privilegio rodado, el soberano castellano fue incluso más allá, pues renunció a que los corsarios pagasen la parte de sus ganancias que iba destinada al rey. Este privilegio rodado se ha conservado en un traslado de Juan II concedido a la ciudad de Cartagena en 1420, lo que indica que en ese periodo todavía había un cierto interés regio por convertir a la ciudad en una base corsaria. Referente a dicha actividad se indicaba lo siguiente en el privilegio:

Alfonso X en compañía de sus colaboradores. "Fuente".

Alfonso X en compañía de sus colaboradores. Fuente.

«Et los vezinos de Cartajena que aramaren y navío o navíos, que de la ganaçia que fizieren con ellos de nuestros enemigos que non den a nos ende ninguna cosa» [8]

El año 1272 coincide además con el origen de la Orden Militar de Santa María de España, cuya sede maestral se encontraba en Cartagena. Sin embargo, dicha orden no prosperó, pues en 1280, ante la elevada mortandad de los caballeros santiaguistas que fallecían luchando contra los musulmanes en el estrecho de Gibraltar, el rey Alfonso traspasó a los caballeros de la Orden de Santa María a la de Santiago[9].  Pese a todos los intentos del monarca castellano por convertir a la ciudad portuaria en una poderosa plaza naval, tras la muerte de Alfonso X Cartagena entró en un período de decadencia. Su puerto, sin embargo, siguió siendo transitado por gran número de navíos durante los últimos años del siglo XIII y las primeras décadas del siglo XIV. Durante la dominación aragonesa[10] de la ciudad (entre 1296 y 1305), se documenta cierta actividad en el puerto.

Privilegio fundacional de la ciudad de Cartagena (16/01/1246). "Fuente".

Privilegio fundacional de la ciudad de Cartagena (16/01/1246). Fuente.

El 3 de junio de 1296 el rey de Aragón Jaime II concedió un salvoconducto a los vecinos de Cartagena para que pudieran mover con libertad sus mercaderías tanto por tierra como por mar, pretendiendo posiblemente con esta medida reactivar el transito marítimo para beneficio de la ciudad[11]. En 1301 sabemos mediante una carta mandada por Jaime II a Romeu de Marimon, alcaide del castillo de Cartagena, que unos marinos castellanos que formaban parte de la tripulación de un leño genovés, se habían sublevado contra el patrón de la galera. Ante tal hecho, y a falta de conocer mejor lo sucedido, ordenó el rey al alcaide que no permitiera entrar de momento al navío en el puerto[12].

Así pues, podemos concluir afirmando que pese a los constantes esfuerzos de Alfonso X por crear una sólida base castellana en el Mediterráneo, estos no se vieron satisfechos. Castilla, a lo largo de los siglos XIV y XV mantendrá una política naval claramente orientada hacia el mundo atlántico, interviniendo poco o nada en el Mediterráneo. No sería hasta la conquista del Reino de Granada y el inicio de las guerras de Italia a finales del siglo XV, cuando Cartagena se convertirá finalmente en el gran puerto militar castellano del Mediterráneo que dos siglos atrás había soñado el rey Alfonso X.

2

Reresentación de la ciudad de Cartagena a finales del siglo XIII. "Fuente".

Reresentación de la ciudad de Cartagena a finales del siglo XIII. Fuente.


[1] MENÉNDEZ PIDAL, R., Primera Crónica General (Tomo I), Madrid: Bailly-Bailliere e hijos editores, 1906. p. 744. A este respecto véase también: VEAS ARTESEROS, F., Alfonso X y Murcia: el rey y el reino, Murcia: Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, 2010. pp. 28-43.

[2] TORRES FONTES, J., El concejo de Cartagena en el siglo XIII, Murcia: Academia Alfonso X el Sabio, 1977. p. 19. Véase también a este respecto: GARCÍA DE CASTRO, F. J., La marina de guerra de Castilla en la Edad Media (1248-1474), Valladolid: Universidad de Valladolid, 2014. pp. 24-27.

[3] El documento se encuentra publicado en: TORRES FONTES, J. (edit.), Colección de documentos para la historia del Reino de Murcia I, Documentos de Alfonso X el Sabio, Murcia: Real Academia Alfonso X el Sabio, 2008. pp. 23-25.

[4] Sobre las pautas para el estudio del corso en la Baja Edad Media véase: MOLLART, M., “Essai d´orientation pour l´étude de la guerre de course et la piraterie (XIIIº-XVº siècles)”, Anuario de Estudios Medievales, nº10. Barcelona: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1980. pp. 743-749.

[5] TORRES FONTES, op. cit. (2008), p. 23.

[6] Ibídem, p. 81.

[7] Ibídem, p. 208.

[8] Ibídem, p. 273.

[9] Sobre dicha orden véase: TORRES FONTES, J., “La Orden de Santa María de España”, Miscelánea Medieval Murciana, nº3. Murcia: Universidad de Murcia, 1977. pp. 74-118.

[10]Sobre la conquista aragonesa del Reino de Murcia véase: MOLINA MOLINA, A. L., “El Reino de Murcia durante la dominación aragonesa (1296-1305), Anales de la Universidad de Alicante (Historia Medieval), nº 11, Alicante: Universidad de Alicante, 1997. pp. 265-272.

[11] El documento lo publicó: DEL ESTAL, J. M. (edit.), Corpus documental del Reino de Murcia bajo la soberanía de Aragón: 1296-1304/05 (vol. I), Alicante: Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, 1985. pp. 202-203.

[12]El documento lo publican: RODRIGO LIZONDO, M. y RIERA I SANS, J. (edits.), Col·lecció documental de la cancelleria de la Corona d´Aragó. Textos en llengua catalana (1291-1420), Valencia: Universidad de Valencia, 2013. p. 134.


Bibliografía|

DEL ESTAL, J. M. (edit.), Corpus documental del Reino de Murcia bajo la soberanía de Aragón: 1296-1304/05 (vol. I), Alicante: Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, 1985.

GARCÍA DE CASTRO, F. J., La marina de guerra de Castilla en la Edad Media (1248-1474), Valladolid: Universidad de Valladolid, 2014.

MENÉNDEZ PIDAL, R., Primera Crónica General (Tomo I), Madrid: Bailly-Bailliere e hijos editores, 1906.

MOLINA MOLINA, A. L., “El Reino de Murcia durante la dominación aragonesa (1296-1305), Anales de la Universidad de Alicante (Historia Medieval), nº 11. Alicante: Universidad de Alicante, 1997. pp. 265-272.

MOLLART, M., “Essai d´orientation pour l´étude de la guerre de course et la piraterie (XIIIº-XVº siècles)”, Anuario de Estudios Medievales, nº10. Barcelona: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1980. pp. 743-749.

RODRIGO LIZONDO, M. y RIERA I SANS, J. (edits.), Col·lecció documental de la cancelleria de la Corona d´Aragó. Textos en llengua catalana (1291-1420), Valencia: Universidad de Valencia, 2013.

TORRES FONTES, J., “La Orden de Santa María de España”, Miscelánea Medieval Murciana, nº3. Murcia: Universidad de Murcia, 1977. pp. 74-118.

TORRES FONTES, J., El concejo de Cartagena en el siglo XIII, Murcia: Academia Alfonso X el Sabio, 1977.

TORRES FONTES, J. (edit.), Colección de documentos para la historia del Reino de Murcia I, Documentos de Alfonso X el Sabio, Murcia: Real Academia Alfonso X el Sabio, 2008.

VEAS ARTESEROS, F., Alfonso X y Murcia: el rey y el reino, Murcia: Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, 2010.

Redactor: José Marcos García Isaac

Licenciado en Historia por la universidad de Murcia y máster en Estudios Medievales por la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente estoy realizando el doctorado en Historia Medieval en la Universidad Complutense de Madrid. Principales temas de interés: Historia jurídica (europea en general), diplomática (principalmente de la Corona de Aragón), naval (de la Corona de Aragón) y ordenes de caballería monárquicas durante la Baja Edad Media.

Comparte este artículo

2 Comments

  1. Buenos días:
    Leído su interesante trabajo y como ayuda a la novela que estoy escribiendo centrada a finales del siglo XV se que los Reyes Católicos invirtieron en el reforzamiento de la muralla defensiva de Cartagena y que CONSTRUYERON la torre Gomera para vigía en un lugar que ahora no identifico.
    En el plano que adjunta en su trabajo se divisa Gomera pero no se indica que fuera la torre (quizá un barrio) El plano, según dice, es de finales de siglo (XIII?).
    ¿Sabría usted identifica la situación de esa torre y su correspondencia en la Cartagena actual?
    ¿Podemos disponer de algunos planos de Cartagena de finales del XV o comienzo del XVI?
    Muchas gracias
    Manuel Mira

    Post a Reply
    • Estimado Manuel.

      Ante todo te doy las gracias por tu comentario, y me agrada profundamente que te haya gustado el artículo. Siento no poder serte de gran ayuda, pues mis conocimientos arqueológicos de la Cartagena medieval no son muy profundos, pues mis temas de estudio se basan exclusivamente en la documentación escrita. El plano más antiguo que se conserva de Cartagena, hasta donde tengo noticia, es el del “proyecto Dávalos”, fechado en 1541 y conservado en el Archivo General de Simancas. El plano se encuentra digitalizado en el siguiente enlace: http://www.mcu.es/ccbae/es/consulta/registro.cmd?id=180719

      Espero que este plano te pueda ser de utilidad para tu novela. Cualquier otra cosa en que te pueda ayudar no dudes en preguntarme.

      Un cordial saludo.

      José Marcos García Isaac.

      Post a Reply

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR