Españoladas, musicales y drama social: el cine de ficción en la Guerra Civil Española

Por Raquel Cuétara Riesgo y Manuel Muñoz García.

La Guerra Civil fue escenario de una parte de la Historia del Cine de España, puesto que la realización de películas no se paralizó. Evidentemente el cine se trata de un medio muy poderoso, y su manera de aprovechar sus distintos elementos (texto, imagen…) fue vista por ambos bandos como una poderosa arma. De esta manera, organizaciones de izquierdas y el Gobierno de la República, así como el bando franquista, se lanzaron a la producción de diferentes producciones cinematográficas, si bien de manera desigual.

Fotograma de ´Carne de Fieras´ (1936)

Fotograma de ´Carne de Fieras´ (1936)

En una guerra se da mucha importancia a la producción de noticiarios, por ejemplo, y estos ejemplos abundan, pero hay una parte más desconocida para el gran público: la producción de ficción.  Como recoge Marco Antonio de la Ossa Martínez, muchas salas de cine permanecieron abiertas durante la contienda, y la asistencia al cine era regular. Si bien hay numerosas diferencias en cuanto a  número (Magí Crusells habla de 360 producciones republicanas frente a 93 franquistas), calidad, temática o grado de propaganda, y la mayoría de ellas eran noticiarios o documentales, es un hecho que durante el conflicto se llevaron a cabo una serie de producciones de ficción que merecen ser recordadas.

Producción republicana

Estudios Orphea en Barcelona. Fuente.

Estudios Orphea en Barcelona. Fuente.

Las producciones cinematográficas de la zona republicana durante el conflicto se concentraron en Madrid y Barcelona – y en menor medida en Valencia -, ya que era en estas ciudades donde se encontraban los estudios y la mayor parte de infraestructura, lo cual provocó que el bando nacional necesitara más tiempo para empezar a producir contenidos audiovisuales. El cine republicano durante la Guerra Civil estaba mayoritariamente ligado a sindicatos, partidos políticos y el propio gobierno, con una mínima iniciativa de tipo privado.

La temática de este cine, como es de esperar, es principalmente documental, periodístico y doctrinario, en particular aquél sufragado por el gobierno, como en el caso de la Generalitat a través de su productora Laya Films. Como se ha mencionado anteriormente, los intentos de contrarrestar la popularidad del cine norteamericano provocaron a partir de 1937 la aparición de películas de ficción de producción propia en ambos bandos, aunque con producción y temáticas bien diferentes. En el caso republicano, las películas de ficción producidas durante la contienda están ligadas al anarquismo, particularmente en los dos primeros años de contienda: en Barcelona, al SEI (Sindicato de la Industria del Espectáculo); y en Madrid principalmente al SUICEP (Sindicato Único de la Industria Cinematográfica y Espectáculos Públicos), ambos dependientes de CNT-FAI. En Madrid concretamente tienen lugar dos rodajes de películas muy significativas: ´Nuestro Culpable´ y ´Carne de Fieras´. El curso de la guerra también determinó la suspensión del rodaje de varias películas – especialmente en Madrid -, las cuales quedaron inacabadas. El caso de ´Carne de Fieras´ es aún más especial, puesto que su rodaje se finalizó, pero nunca se procedió a su montaje.

Además de los sindicatos anarquistas y el gobierno republicano, otros productores de cine fueron los partidos políticos o sindicatos de corte marxista (PCE, PSUC, JSU, UGT) y algunas iniciativas privadas como Cifesa, Ediciones Antifascistas Films o incluso productores particulares. En el caso de los primeros, su principal objetivo fue distribuir documentales de producción propia y también películas de ficción soviéticas. Cifesa, muy importante durante la Segunda República, se divide al comienzo de la guerra: el equipo de rodaje de ‘El genio alegre’, en Córdoba, quedó en zona franquista, por lo que pasó a trabajar para el bando sublevado, algo que queda definitivamente establecido cuando el director de la compañía se cambia de bando y se pone a disposición de los sublevados. Esto provoca que las sucursales barcelonesa y valenciana de la compañía sufran diferentes suertes, y que sus funciones se vean limitadas a la distribución y la producción de documentales y noticieros. Por último, la productora Ediciones Antifascistas Films creó varios cortometrajes musicales y de comedia, lo cual supone una adición más al pequeño grupo del cine de ficción.

De entre los filmes de ficción producidos durante la Guerra Civil en territorio republicano hemos destacado las que consideramos más representativas: ‘Aurora de Esperanza’, ‘Barrios Bajos’, ‘La Última’, ‘Carne de Fieras’, ‘Nosotros somos así’ y ‘Nuestro culpable’.

Fotograma de ´Aurora de Esperanza´ (1937). Fuente.

Fotograma de ´Aurora de Esperanza´ (1937). Fuente.

‘Aurora de Esperanza’, dirigida por Antonio Sau y producida por el SIE en 1937, es arquetípica en cuanto a los ideales que transmite. Es una clara adaptación del discurso anarcosindicalista al género dramático, y refleja el cambio de sensibilidad con respecto al cine que tiene lugar en 1937, cuando se intenta incluir la ficción – ideologizada, moral, ejemplarizante – en las carteleras. La historia de un trabajador que es despedido y termina por convertirse en líder de una revolución social proletaria tiene una clara correlación con la idea de buscar una revolución social simultánea a la guerra. En el caso de este filme, la calidad cinematográfica per se es discutible. Sin embargo, contiene elementos muy interesantes como el uso de conceptos en pantalla en algunas escenas (‘trabajo’, ‘miseria’) y el esfuerzo deliberado por no ubicar la historia en ninguna ciudad concreta, ni en ningún país concreto.

Cartel promocional de ´Barrios Bajos´ (1937). Fuente.

Cartel promocional de ´Barrios Bajos´ (1937). Fuente.

‘Barrios Bajos’, por su parte, no es obviamente ideológica. Un típico y melodramático triángulo amoroso ubicado en los barrios bajos de Barcelona (esta vez sí mencionada directamente), se puede percibir la influencia norteamericana pese al carácter español del guión. La secuencia inicial, en la que uno de los protagonistas mata al amante de su mujer, recuerda al cine negro norteamericano, al igual que en el uso de la cámara a lo largo del metraje. ‘La última’ no se puede considerar una película en sí misma, sino un cortometraje moralizante, con el objetivo de concienciar al público de los problemas que ocasiona el alcoholismo, desde una perspectiva cómica.

Rodaje de ´Nosotros somos así´(1936). Fuente.

Rodaje de ´Nosotros somos así´(1936). Fuente.

´Nosotros somos así´, producción de SIE Films de 1936.  Dirigida por Valentín R. González en Barcelona, es un mediometraje musical de alto mensaje político. Muestra la conversión de un niño burgués a los valores anarcosindicalistas, después de que unos niños hijos de obreros salven la vida de su padre.

Cartel promocional de ´Nuestro Culpable´(1938). Fuente.

Cartel promocional de ´Nuestro Culpable´(1938). Fuente.

´Nuestro Culpable´ es una producción bajo las siglas FRIEP de 1938, aunque bajo control de la CNT-FAI, dirigida por Fernando Mignoni. En ella, un ladrón de poca monta se cuela en casa de un banquero y la querida de éste hace que robe dos millones de dólares. Durante la película se muestra la corrupción de policía, jueces y banqueros, y la honradez del hombre de a pie, un poco reflejo de lo que se estaba haciendo en el cine americano por la misma época, números musicales incluidos, y toda la película tiene un tono de comedia muy conseguido.

Fotograma de ´Carne de Fieras´(1936)

Fotograma de ´Carne de Fieras´(1936)

´Carne de Fieras´ es esa rara avis que ya mencionamos. Fue realizada por Armand Guerra en 1936, aprovechando la estancia en Madrid de la artista francesa Marléne Grey, su marido Jack Sidney y el domador de leones Georges Mark.  Su argumento tiene poco que ver con ningún tipo de mensaje político, puesto que se trata más bien de un asunto amoroso: un boxeador casado, cuya esposa le engaña, se enamora de una artista francesa que actúa junto a su marido domador y unos leones. Se trata de un caso muy particular, por sus escenas con la vedette francesa Marléne Grey, en las que actúa desnuda, todo un hito, y por lo azaroso de su rodaje, que el mismo director reflejó en un libro, así como el destino de muchos participantes en la película, que le ganó el status de película maldita. Su montaje tuvo lugar muchos años después, en los años 90.

Producción franquista

Las áreas de la Península que fueron cayendo bajo el control de los sublevados no fueron, en principio, aquellas donde se encontraban los centros de producción cinematográficos. Es por ello que tardaron más en crear sus propios contenidos fílmicos, empezando por supuesto por el documental y los noticieros. También, por otra parte, se dio en principio una mayor importancia a la prensa y la radio para transmitir la ideología franquista, e importantes sectores simpatizantes de Franco (como la Iglesia) se oponían al cine como forma de comunicación y de entretenimiento.

La producción cinematográfica del bando sublevado se desarrolló de forma diferente al republicano. La iniciativa privada fue la más importante, seguido de las instituciones de gobierno franquistas a través del Departamento Nacional de Cinematografía. De nuevo Cifesa aparece, ya que al pasarse de bando tras la toma del equipo de rodaje de ‘El Genio Alegre’ se dedica a la producción de documentales, en ocasiones con la colaboración de productoras portuguesas. La CEA – que al estallar la guerra grababa ‘Asilo Naval’ en San Fernando (Cádiz) – pasó también a disposición franquista y acabó con base en San Sebastián, también dedicada al documental (incluyendo colaboraciones con la productora carlista Cine Requeté). La CEA es refundada gracias a Luis Díaz Amado como Cinesia, la cual rueda cuatro ‘Celuloides cómicos’ dirigidos por el conocido dramaturgo Enrique Jardiel Poncela. Otras productoras particulares son Films Patria y Producciones Hispánicas.

Imperio Argentina en ´Carmen la de Triana´(1938). Fuente.

Imperio Argentina en ´Carmen la de Triana´(1938). Fuente.

Un fenómeno de gran importancia en el desarrollo del cine franquista es la colaboración con la Alemania nazi. La colaboración entre Cifesa y Berlín dio lugar a la conocida como Hispano Filmproduktion, que se dedicó a la producción de películas costumbristas en Alemania, con capital y medios mayoritariamente alemanes, en los estudios de la UFA (Universum Film AG). Esta colaboración – que ha sido plasmada en el cine en ‘La niña de tus ojos’, dirigida por Fernando Trueba – llevó al bando franquista a trasladar a Alemania a estrellas del momento como Estrellita Castro o Imperio Argentina, y supuso que las películas así filmadas contaran con un mayor presupuesto. Estos filmes (‘Carmen la de Triana’, ‘La canción de Aixa’, ‘El barbero de Sevilla’, ‘Suspiros de España’ y ‘Mariquilla Terremoto’) se caracterizan por ser ‘españoladas’. Tratan temas costumbristas en un pasado indeterminado y tratan, como en ‘Suspiros de España’, la nostalgia por la patria y el escapismo a un supuesto pasado idealizado.

Las instituciones de gobierno de los sublevados también fueron partícipes de la producción cinematográfica durante el conflicto. En primer lugar, el Estado Mayor Central utilizó el poco material cinematográfico disponible para filmar documentales, mientras que la Falange Española y de las JONS fue la única agrupación política que produjo documentales. A partir de 1938 se crea el Departamento Nacional de Cinematografía, al mismo tiempo que se depura la censura, tanto previa como posterior a la filmación. Pese a que se dedicó a la producción de noticieros y documentales, censuró producciones de todo tipo, tanto nacionales como extranjeras.

Cartel promocional de ´El Barbero de Sevilla´(1938). Fuente.

Cartel promocional de ´El Barbero de Sevilla´(1938). Fuente.

‘El barbero de Sevilla’ es una de las coproducciones de la Hispano Filmproduktion, dirigida por Benito Perojo y con la presencia de Estrellita Castro, basada en la novela de Beaumarchais. Es un filme de época, con un vestuario y decorados suntuosos, y tono de comedia ligera. Además de los medios con los que se contaba para la producción, apreciables hasta en la calidad de cámaras y celuloide, se trata de una película de corte clásico, sin pretensiones sociales y sin un aparente mensaje político. El carácter aristocrático y lejano en el tiempo del relato supuso un modo de escapismo de la dura realidad del país durante la guerra.

Cartel promocional de ´Suspiros de España´(1938). Fuente.

Cartel promocional de ´Suspiros de España´(1938). Fuente.

´Suspiros de España´ es, de nuevo, otra coproducción de la Hispano Filmproduktion, al igual que lo serán otras como ´La canción de Aixa´ o ´Carmen la de Triana´. Benito Perojo vuelve a estar a los mandos de esta película,  que también cuenta con el tándem protagonista Estrellita Castro-Miguel Ligero. Al igual que la anterior, y como las otras citadas, es una película de época: una lavandera quiere triunfar en el mundo de la música y acaba emigrando a América a cumplir su sueño, mientras echa de menos su patria.

Conclusión

Como hemos visto, la realización de cine no se vio para nada interrumpida durante la contienda. Ambos bandos lo utilizaron no sólo como arma política y elemento de legitimación, sino que sobre todo produjeron lo que intentaron ser alternativas al cine de Hollywood. Quizás alcanzaron un éxito menor en la zona republicana, puesto que en la zona sublevada en seguida se ciñeron a un modelo, la españolada que, junto a actores más famosos, como Estrellita Castro o Imperio Argentina, supusieron una continuidad con respecto a las películas del período anterior.

 

Bibliografía y filmografía|

CRUSELLS, MAGÍ, “El cine durante la Guerra Civil española”, Comunicación y Sociedad, IX: 2. Navarra: Universidad de Navarra, 1998, 123-152.

DE LA OSSA MARTÍNEZ, MARCO ANTONIO, “Una aproximación al teatro, cine, literatura, cartelismo y pintura en la Guerra Civil Española”, ARSTEDUCA 9. Valencia, 2014.

DÍEZ, EMETERIO, “Guerra Civil y Cine: La ocupación cinematográfica de Barcelona y Madrid’, Secuencias, 6. Madrid: Universidad Autónoma de Madrid, 1997, 23-38.

GUERRA, ARMAND, “A través de la metralla: Escenas vividas en los frentes y en la retaguardia”, Madrid: La Malatesta, 2005.

JOVER OLIVER, RAFAEL, “Andalucía desde Berlín: Carmen la de Triana”, FRAME: revista de Cine de la Biblioteca de la Facultad de Comunicación, 1. Sevilla: Universidad de Sevilla, 162-177.

ORTEGO MARTÍNEZ, ÓSCAR, “Cine, franquismo y Guerra Civil: un viaje de ida y vuelta”, II Congreso Internacional Historia, Literatura y Arte en el Cine en español y en portugués: de los orígenes a la revolución tecnológica del siglo XXI. Salamanca: Universidad de Salamanca, 2013, 225-234.

SÁNCHEZ-BIOSCA, VICENTE (ed.), “España en Armas: el cine de la Guerra Civil Española”, Valencia: Museu Valencia de la Il.lustració i de la Modernitat (MuVIM), 2007.

Aurora de Esperanza (1937)

SIE Films, España

Dir.: Antonio Sau

Félix de Pomés, Enriqueta Soler, Pilar Torres, Modesto Cid

Barrios Bajos (1937)

SIE Films, España

Dir.: Pedro Puche

José Telmo, Rosita de Cabo, Rafael Navarro, Pilar Torres, José Baviera

Carmen la de Triana (1938)

Hispano Filmproduktion, España-Alemania

Dir.: Florián Rey

Imperio Argentina, Rafael Rivelles, Manuel Luna

Carne de Fieras (1936; montaje, 1992)

SUICEP, España

Dir.: Armand Guerra

Pablo Álvarez Rubio, Marlène Grey, Georges Marck, Tina de Jarque, Alfredo Corcuera

El Barbero de Sevilla (1938)

Hispano Filmproduktion, España-Alemania

Dir.: Benito Perojo

Miguel Ligero, Estrellita Castro, Roberto Rey

La Canción de Aixa (1939)

Hispano Filmproduktion, España-Alemania

Dir.: Florián Rey

Imperio Argentina, Manuel Luna, Ricardo Merino, María Paz Molinero, Rafaela Satorrés

Mariquilla Terremoto (1938)

Hispano Filmproduktion, España-Alemania

Dir.: Benito Perojo

Estrellita Castro, Antonio Vico, Ricardo Merino, Rafaela Satorrés, Pablo Hidalgo

Nosotros somos así (1936)

SIE Films, España

Dir.: Valentín R. González

Miguel Ángel Navarro, Manuel Jiménez, Joaquín Regales, Salvador Arnaldo, Lolita Domínguez

Nuestro culpable (1938)

FRIEP, España

Dir.: Fernando Mignoni

Ricardo Núñez, Charito Leonís, Rafael Calvo, Carlos del Pozo, Fernando Aguirre

Suspiros de España (1938)

Hispano Filmproduktion, España-Alemania

Dir.: Benito Perojo

Miguel Ligero, Estrellita Castro, Roberto Rey, Concha Catalá, Alberto Romea

Redactor: Raquel Cuétara Riesgo

Licenciada en Historia por la Universidad de Oviedo y Máster en 'Documentos y libros, archivos y bibliotecas' por la Universidad de Sevilla. Mis intereses son la Paleografía y la Diplomática, la Edad Media y el Cine. En Twitter: @ciempion46

Comparte este artículo

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies