¿Es niña o niño? Arqueología de la infancia: contextos, metodologías y problemas

La muerte de una niña o un niño es un suceso que hoy día en la sociedad occidental se considera como algo anormal, trágico y poco común. Despierta en nosotras, la sociedad occidental, un sentimiento de impotencia, dolor y sobre todo, de pena. No es usual debido a los avances sociales e higiénicos que han dado lugar a una mejora en la salud y el bienestar de estos individuos.

Aun así, independientemente de estas mejoras, la infancia ni está tan protegida como pensamos, ni en otros tiempos fue considerada de la misma manera. Sólo tenemos que poner la televisión para darnos cuenta de que en la actualidad, niñas y niños mueren en Siria o Palestina, o sin ir más lejos, la pobreza infantil que en España llega al 30% del total de niñas y niños españoles menores de 16 años, según los informes de EAPN.

Niña Siria. Fuente

Niña Siria. Fuente

Los estudios de Arqueología han basado sus análisis en individuos masculinos, adultos, heterosexuales y occidentales. O como diría la especialista Almudena Hernando (2005), han hecho caso omiso a las huellas que dejaron la mayoría de las personas que llevaron a cabo la Historia de la Humanidad: mujeres y otros géneros, niñas y niños, ancianas y ancianos, que fueron silenciadas de nuestra Historia. Por ello, haciendo hincapié en una parte de esta población usualmente ignorada por la investigación, niñas y niños, vamos a hablar de lo que se conoce como «Arqueología de la Infancia» y de la importancia de su estudio para conocer el pasado de las sociedades prehistóricas.

¿QUÉ ES LA INFANCIA?

Las investigadoras definen la infancia como el momento de la vida de todo ser humano que comienza desde la llegada del sujeto al mundo hasta la concepción del mismo como adulto. La conceptualizan como aquel trance de la vida de un ser humano en el que se producen la mayoría de los aprendizajes aptos para poder sobrevivir dentro de una comunidad sin la necesidad de otro individuo de la misma, además de ser el tiempo en el que transcurre la transformación y formación del sujeto en adulto. Es una concepción que cambia según las circunstancias, el tiempo y el lugar en el que nos encontremos.

Dibujo de Miguel Salvatierra Cuenca. "El Argar" para Pastwomen

Dibujo de Miguel Salvatierra Cuenca. “El Argar” para Pastwomen. Fuente

Así mismo, las especialistas describimos la Arqueología de la Infancia como la metodología arqueológica cuyo objetivo primordial es estudiar la generación del sujeto infantil en el pasado y su relación con la materialidad. Su análisis primordial se centra en la cultura material de esos individuos, así como, desde un punto de vista interdisciplinar, su análisis, conceptualización y sobretodo visualización, de tal forma que nos permitan entender el pasado y la vida de esa parte de la sociedad.  El problema deriva de nuestra concepción de Infancia, algo que la Arqueología de la Infancia critica. Esta concepción se basa en que el individuo infantil no aporta nada a la sociedad debido a la consideración como objeto no activo de la misma. Con lo cual, si esta concepción la retrotraemos al pasado, y establecemos una serie de prejuicios sobre ella, obtenemos un conocimiento falso debido a que la infancia varía en cuanto a contexto y a tiempo.

¿QUÉ PROBLEMAS TIENE SU ESTUDIO?

Como todo, en cualquier campo de la investigación, este análisis se enfrenta a una serie de problemas que dificultan los estudios, y por lo tanto, establecen barreras a la hora de analizar a las niñas y niños. Todo ello está intentando solventarse, gracias a los nuevos avances interdisciplinares que están llevando a cabo la Arqueología y la Antropología.

Uno de los problemas fundamentales, como se ha mencionado antes, es la llamada extrapolación de la concepción occidental actual de la infancia al pasado. Esta extrapolación de la concepción ha dado lugar al escaso interés que las investigadoras le han dado a los cuerpos de niños y niñas, estableciéndolos como objetos no activos de las sociedades del pasado. Actualmente, en el mundo occidental, niñas y niños se encuentran en una posición restringida de todos los ámbitos en las sociedades, es decir, no están presentes en todos los espacios comunes, dejándolos relegados a lugares dónde desarrollar sus tareas de aprendizaje lo más a salvo posible de cualquier problema que les pueda afectar a su desarrollo vital y educacional.

Esta restricción del espacio no siempre fue así. Ahora encontramos a niños en guarderías y parques, por el contrario, en Prehistoria, estos sujetos, desde muy pequeños ocupaban todos los espacios comunes de la vida diaria, acompañando a los adultos y desarrollando su vida, aprendiendo los valores de las comunidades del pasado a las que pertenecían. Por lo tanto, en contradicción a la concepción tradicional, debemos aceptar que estos sujetos deben ser considerados como agentes sociales, y en consecuencia, parte importante del desarrollo de la historia.

Otro de los problemas es la desaparición de los restos óseos infantiles, es decir, los huesos de esos individuos. Por un lado tenemos su confusión con los restos de animales, derivada de las excavaciones antiguas, y por otro lado, la mala conservación de los mismos por su descomposición debido al terreno o la fragilidad de los mismos.

De modo similar, el estudio osteológico, conlleva una dificultad todavía mayor ya que estos individuos, al no estar formados, no contienen las mismas diferenciaciones de sexo o edad que pueden contener los individuos adultos. Por lo tanto, actualmente, no es posible saber con exactitud las diferencias de género que subyacen entre niños y niñas de corta edad. No obstante, las especialistas están diseñando nuevas técnicas que están dando solución a este problema, además de aportar nuevos datos sobre la alimentación y el cuidado de los niños.

¿CÓMO ESTUDIAMOS A LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS EN ARQUEOLOGÍA?

Museo Prehistoria de Valencia. Fuente

Museo Prehistoria de Valencia. Fuente

En la península ibérica se han desarrollado nuevas formas de enfocar el estudio de la infancia a través de estudios de identidad, así como de la llamada «Arqueología del Cuerpo», es decir, aquella disciplina arqueológica que teniendo al cuerpo como objeto de estudio, se dedica al análisis del mismo y su interacción con el  mundo. La famosa Corporización o Embodyment, se desarrolla a través de una metodología antropológica que estudia los restos óseos. A partir de esta concepción (el embodyment o la corporización) se podrá exponer una aproximación de la vida de los individuos. De esta manera se puede estudiar las experiencias vividas de sociedades pasadas, es decir, todo lo que ha dejado huella dentro del cuerpo del individuo.

Por lo tanto, para algunas investigadoras como Margarita Sánchez (2010) el cuerpo será fundamental a la hora de establecer el análisis infantil, del mismo modo que los contextos en los que fueron encontrados y los objetos con los que fueron enterrados. A través del análisis y la asociación de los mismos, como última imagen que los vivos han dejado del individuo, podemos establecer una serie de premisas de cómo fue la vida del individuo en el pasado. De esta forma, y en consecuencia de un análisis exhaustivo, cuerpo, contextos y objetos nos dirán como eran las comunidades del pasado, el nivel económico y social de las personas que fueron enterradas, así como la concepción de los sujetos dentro de las comunidades estudiadas.

Bibliografía

HERNANDO, ALMUDENA,  ”Sexo, Género y Poder: breve reflexión sobre algunos conceptos manejados en la Arqueología del Género”, Complutum, Madrid, 20o8,  18, pp. 167–173.

POLITIS, GUSTAVO , “Arqueología de la infancia: una etapa perspectiva etnoarqueológica” Trabajos de Prehistoria,  Madrid 1998, 55(2), 5–19.

RISSECH, CARME, “Estimación de la edad biológica de los restos subadultos” In Nasciturus, infans, puerulus vobis mater terra: la muerte en la infancia (pp. 77–92). Castellón : Diputació de Castelló : Servei d’Investigacions Arqueològiques i Prehistòriques (SIAP) , 2008

RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, CELTIA “Arqueología de la infancia: Niños y niñas en la prehistoria reciente de la región de Murcia a través de los restos funerarios” Arqueología Y Territorio, Granada, 2015, (12), 49–62

SÁNCHEZ ROMERO, MARGARITA, “¡Eso no se toca!: infancia y cultura material en arqueología”, Complutum, Madrid, 2010, 21(2), 9–13.

Redactor: Celtia Rodríguez González

Arqueóloga e Historiadora. Investigadora predoutoral da Universidade de Santiago de Compostela. Tesis doctoral sobre Estudios de Género en Galicia desde la Prehistoria reciente hasta la Alta Edad Media. Especialista en Infancia y Género.

Comparte este artículo

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Es niña o niño? Arqueología de la infancia: contextos, metodologías y problemas - […] ¿Es niña o niño? Arqueología de la infancia: contextos, metodologías y problemas […]

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR