El comportamiento humano moderno en neandertales.

En el año 1856, en la cueva de Feldhofer, situada en el valle de Neander en Alemania,  se descubre el primer fósil de Homo neanderthalensis. Es a partir de este momento cuando comienza el debate de si neandertal tiene o no las mismas capacidades cognitivas que las de Homo sapiens. Con los primeros hallazgos, se empezó a relacionar a este homínido con un ser hosco, bruto, ignorante, zafio… Ejemplo de ello lo vemos en la siguiente imagen, donde se muestra una representación de este homínido a partir de los restos aparecidos en la cueva francesa de Chapelle-Aux-Saints, y realizado por Frantizek Kupka a principios del siglo pasado.

Reconstrucción de un neandertal según Frantizek Kupka. Fuente

Reconstrucción de un neandertal según Frantizek Kupka. Fuente

De hecho, ¿cuántas veces actualmente se ha utilizado la expresión «ser un neandertal» como sinónimo de ser necio, bruto o ignorante? Por suerte, esta concepción está cambiando gracias a los numerosos estudios que indican que los neandertales no eran tan diferentes a nosotros.

Pero, pongámonos en situación. ¿Quiénes eran los neandertales? Neandertal, Homo neanderthalensis, es una especie extinta hace alrededor de 30 000 años, que habitó el continente Euroasiático desde hace unos 250 000 años. Gracias a los estudios paleogenéticos, podemos afirmar que tanto esta especie como la nuestra (Homo sapiens) tienen el mismo origen, así como que hubo hibridación entre ambos. Los neandertales desarrollan una tecnología lítica que comienza a ser muy compleja, llamada Modo III o Musteriense.

Recreación de un neandertal. Fuente

Recreación de un neandertal. Fuente

¿Y qué es el comportamiento humano moderno? Éste ha sido definido por Sally McBrearty y Alison S. Brooks en un artículo titulado «The revolution that wasn’t: a new interpretation of the origin of modern human behavior», en la revista científica Journal of Human Evolution, cuyos rasgos más definitorios se resumen a continuación.

Los grupos humanos cuyas capacidades cognitivas se pueden relacionar con el comportamiento humano moderno ocupan regiones previamente desocupadas, como los bosques tropicales de tierras bajas, las islas y el norte de Europa y Asia. Esto se debe a la mejora tecnológica que dichos grupos desarrollan, así como a una mayor complejidad social, lo que ayuda de manera determinante a la supervivencia del grupo.

Tecnológicamente hablando, aparecen las láminas o microláminas, lo que se considera clave para definir el comportamiento humano moderno. Se comienzan a enmangar las herramientas, así como a fabricarlas de manera compuesta, para conseguir una mayor eficacia. También se utilizan otros materiales de origen animal, como el asta y el hueso. Todo esto parece indicar que existe una serie de habilidades a partir de las cuales se es capaz de percibir la forma de los objetos. Se visualiza el proceso de fabricación de las herramientas, que conlleva una serie de complejos procedimientos y correcciones a lo largo del mismo.

Por supuesto, la economía y la organización social dentro del grupo son factores importantes a tener en cuenta. Dichos grupos abarcan mayor territorio geográfico en sus distintas actividades, tanto en el abastecimiento de recursos, como en el intercambio de bienes, con la consiguiente creación de amplias redes comerciales. Son capaces de cazar de manera especializada grandes animales, así como de desarrollar una programación de la explotación de los recursos. Y lo más importante: cada grupo comienza a sentir la necesidad de diferenciarse de otros, tanto de manera individual como de manera grupal. Otro aspecto importante y destacable del comportamiento humano moderno es la estructuración de la zona de ocupación, dedicando cada espacio a una función específica.

Por último, mencionar el comportamiento simbólico. Aparecen elementos de adorno, como cuentas y otros ornamentos, así como la utilización de pigmentos tanto en la creación de pinturas murales, de arte mueble o para adornar sus propios cuerpos. Se ha de tener en cuenta la importancia que tiene el tratamiento de la muerte, con la aparición de los primeros enterramientos rituales.

Una vez detalladas las características que definen el comportamiento humano moderno, veamos si podemos reconocerlas en los grupos neandertales. Para ello, analizaremos algunos ejemplos.

Comenzamos con la cueva cántabra de El Castillo, un yacimiento excepcional debido a la presencia de herramientas realizas sobre lasca que posiblemente fueron enmangadas, restos de hogares o fuegos, así como la posible asociación de una serie de pinturas rupestres con estos grupos de neandertales. Estas representaciones pictóricas constan de unos puntos rojos cuyas dataciones mínimas están en torno a los 40 800 años antes del presente. Este último punto es muy controvertido, y a día de hoy se continúa debatiendo si realmente estas pinturas fueron o no realizas por los neandertales.

En el yacimiento de Axlor, País Vasco, cuya estratigrafía muestra ocho niveles arqueológicos pertenecientes al Paleolítico medio, se han identificado numerosas herramientas realizas en hueso. Esto podría indicar una mayor capacidad a la hora de realizar herramientas más complejas desde el punto de vista tecnológico.

Como decíamos anteriormente, una de las características principales que definen el comportamiento humano moderno es la organización social. Esto lo podemos ver de manera clara en uno de los yacimientos más emblemáticos del Paleolítico medio de la Península Ibérica: Abric Romaní, situado en el municipio barcelonés de Capellades. En él los investigadores han podido delimitar un gran número de estructuras de combustión, así como áreas diferenciadas en las que se realizarían distintas actividades, distinguiendo las actividades principales alrededor de los hogares y zonas marginales donde se acumularían los deshechos. Otro dato curioso es el hallazgo de bloques de sílex sin usar, lo que podría responder a una estrategia de almacenamiento de los recursos, lo que significaría que estos grupos tendrían en cuenta la acumulación de esta materia de cara al futuro. También se han hallado pseudomorfos de madera que los investigadores han relacionado con la construcción y delimitación de distintas habitaciones dentro del abrigo.

En el yacimiento valenciano de Cova del Bolomor, con diecisiete niveles pertenecientes al Pleistoceno medio, los investigadores han determinado que en el yacimiento se introducían presas de manera selectiva en cuanto al peso en relación al número de porteadores, la distancia al abrigo, el momento del día, la tecnología y la tradición cultural. Además, las datos aportados a partir de los análisis tafonómicos de los restos de caballo parecen indicar que se seguirían complejas técnicas de caza. También se identifica el consumo de pequeñas presas, como el conejo, lo que implica el desarrollo de otras técnicas de caza también muy avanzadas.

Por todos es conocido que Homo sapiens decora su cuerpo y es capaz de representar lo que ve mediante las artes plásticas, pero ¿y neandertal?

Existen numerosas evidencias que relacionan a los neandertales con la decoración corporal, como los hallazgos de la Cueva de los Aviones, en Murcia. Este material está datado en unos 50 000 años, y se trata de un conjunto de conchas, algunas con perforaciones que pudieron ser utilizadas como ornamentos decorativos, y otras con restos de pigmentos, usándose éstas como recipientes para albergar dichos pigmentos destinados a la decoración corporal.

Reconstrucción de un neandertal. Foto: Giorgio Bardelli, Museo de Historia Natural, Milán. Fuente

Reconstrucción de un neandertal. Foto: Giorgio Bardelli, Museo de Historia Natural, Milán. Fuente

Otro debatido hallazgo es el de los grabados de Gorham’s Cave, en Gibraltar. Se trata de un conjunto de ocho líneas profundamente grabadas. Lo peculiar de este hallazgo es que quedó cubierto por un nivel arqueológico musteriense de hace 39 000 años. Esto parece indicar que los grupos neandertales ya tenían estas capacidades simbólicas y artísticas desarrolladas.

Uno de los últimos hallazgos publicado en la prestigiosa revista Nature, nos habla de unas estructuras que aparecen en la cueva francesa de Bruniquel. Se trata de un conjunto de seis estructuras semicirculares de hasta seis y siete metros de diámetro realizadas con unos 400 fragmentos de estalagmitas apiladas de tal manera que forman paredes. Estas estalagmitas presentan restos quemados, lo que nos indica que allí se realizaron hogares. Las dataciones que se llevan a cabo a partir del análisis de la calcita a través de la rotura de las estalagmitas, determinaron que esas estructuras se hicieron hace entre 174 000 y 178 000 años antes del presente. Algunos investigadores son de la opinión de que estas estructuras pudieron usarse como una zona dedicada a actividades rituales.

Por lo tanto, vemos en estos ejemplos reflejadas algunas de las características principales que definen el comportamiento humano moderno, según Sally McBrearty y Alison S. Brooks, en los grupos neandertales de los yacimientos comentados. No obstante, este debate sigue vigente hoy en día y todavía son muchos los investigadores que piensan que neandertal no había desarrollado estas capacidades cognitivas.

BIBLIOGRAFÍA |

-BLASCO, RUTH; FERNÁNDEZ PERIS, JOSEP; ROSELL, JORDI. “Several different strategies for obtaining animal resources in the late Middle Pleistocene: The case of level XII at Bolomor Cave (Valencia, Spain)”. Comptes Rendus Palevol, Volume 9, June 2010

-BLASCO, RUTH; FERNÁNDEZ PERIS, JOSEP. “La dieta cárnica en la Cova del Bolomor (Valencia, España). Una estrategia de diversificación en el Pleostoceno medio europeo (MIS 9-5e)”. Comechingonia, vol.18, n.2, 2014

-CALLAWAY, EWEN. “Neanderthals built cave structures – and no one knows why”. Nature, 25, May 2016

-CARBONELL, EUDALD; LORENZO, CARLOS, VALLVERDÚ, JOSEP. “Centralidad espacial y operativa de los neanderthales. Análisis espacial diacrónico de las actividades de combustión en el Abric Romaní (Anoia, Capellades, Barcelona)”. El universo neanderthal I, 2007

-LAZUÉN, TALÍA. Las primeras sociedades neandertales de la Región Cantábrica. Oxford, England. BAR international Series 2452, 2012

-MARTÍNEZ-MORENO, JORGE. “Las industrias en hueso poco elaboradas de Lezetxiki y Axlor”. Munibe (Antropología-Arkeología) 57, 2005

-MCBREARTY, SALLY; BROOKS, ALISON S. “The revolution that wasn’t: a new interpretation of the origin of modern human behavior”. Journal of Human Evolution, Nº39, 2000

-RASILLA VIVES, MARCO, et al. “La Cueva de El Sidrón (Borines, Piloña, Asturias) Investigación interdisciplinar de un grupo neandertal. EAA Monografías 1, 2011

-RODRÍGUEZ VIDAL, JOAQUÍN, et al. “A rock engraving made by Neanderthals in Gibraltar”. PNAS, vol. 111, Nº 37, September 2014

-ZILHÃO, JOÃO, et al. “Symbolic use of marine shells and mineral pigments by Iberian Neandertals”. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America vol. 107, nº3, January 2010

Redactor: Alejandra Serrano

Licenciada en Historia por la Universidad de Málaga. He realizado un Máster en Evolución Humana en la Universidad de Burgos. Actualmente trabajo como Directora cultural en el Centro de Interpretación de los Dólmenes de Corominas, en la provincia de Málaga.

Comparte este artículo

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies