Bandeirantes: La Conquista de Brasil

El enorme interés sobre la historia de América ha sido y continua siendo una realidad entre los investigadores, quedando plasmado en la extensa historiografía cuyo principal marco de inicio es la conquista de América entre las dos potencias de la Península Ibérica: Castilla y Portugal, y cuyo eje parte del Tratado de Tordesillas de 1494, en el que se establecería un meridiano situado a 370 leguas al oeste de las Islas de Cabo Verde. Las tierras situadas al este de Cabo Verde pertenecerían a Portugal y las tierras al oeste del meridiano pertenecerían a España, como marco de inicio de la nueva situación que significaría para ambos en el devenir.

Posteriormente se ha hecho hincapié por distintos autores en aspectos como los inicios de la aventura indiana, la llegada de otras naciones europeas al continente y la posterior independencia de los países iberoamericanos, es en este último apartado donde aparecen numerosas referencias sobre los orígenes que llevaron al levantamiento de la masa criolla e indígena. Algunos de estos aspectos han sido muy debatidos por la historiografía política: descontento de los criollos por la escasa representación en las instituciones indianas, inestabilidad política en España por el vacío de poder tras la invasión napoleónica, etc. También se han ofrecido explicaciones de tipo económico: escasa industrialización, monopolio ejercido por España como metrópoli, entrada de productos provenientes del resto de países europeos (caso de Gran Bretaña). Por último, se han abordado las causas ideológicas: influencia tanto del pensamiento ilustrado francés (Montesquieu, Rousseau, Voltaire) como español por parte de Jovellanos y Campoamor, así como de los ideales de la Independencia de los Estados Unidos en 1776 y la Revolución Francesa de 1789, recogidos en sus respectivas Constituciones bajo el principal aporte, la “soberanía nacional reside en el pueblo”.

Esta breve pincelada sin profundizar en la historiografía ni en los hechos históricos pretende mostrar como ciertos temas han sido profundamente abordados mientras que muchos otros han quedado olvidados, como es el que vamos a tratar en las siguientes líneas.

Dejando al margen lo hasta ahora tratado, si bien es cierto que conocemos la expansión territorial en Brasil, territorio que quedó bajo la órbita portuguesa, podemos preguntarnos qué tiene que ver España con Brasil o con el objetivo de nuestro estudio. La respuesta no sería en sentido literal, de referirse a nuestro país, sino de aquellos expedicionarios españoles que formarían parte de dichas misiones y no bajo la bandera de su país de origen y de cómo se desconocen las vías o modos de expansión por parte de Portugal.

Se ha considerado que hubo dos modalidades de expansión en el territorio brasileño. La primera, llamada entrada, consistía en la financiación de las expediciones con dinero público por la corona portuguesa, para llevar a cabo la expansión territorial a través de la conquista. Una de las primeras entradas que se conoce es la de 1553 con Francisco Bruzo de Espinosa junto con portugueses, castellanos, catalanes e indígenas, partiendo desde las costas de Bahia y dirigiéndose al estado de Minas Gerais. La segunda modalidad es la de las bandeiras. Es este el término del que parte nuestro estudio.

¿Qué es el término “Bandeiras”? ¿Quiénes formarían parte de este modelo expansionista? Se trata de iniciativas privadas llevadas a cabo por portugueses, mestizos o extranjeros (e incluso mercenarios), entre los siglos XVI al XVIII, para llevar a cabo expediciones con el objetivo de conquistar territorios. Una de las cuestiones que surgen, seria en qué se diferencia de las entradas. La finalidad de los bandeirantes (aquellas personas que forman parte de las bandeiras) era doble: capturar indígenas para la esclavizarlos y localizar minas de oro, plata y de piedras preciosas para explotarlas. Las bandeiras fueron determinantes para la constitución de Brasil. Uno de estos bandeirantes sería Jorge Velho (siglo XVII), pero no es el único personaje del que podemos mencionar al respecto.

Domingos Jorge Velho, bandeirante paulista (izquierda)

Domingos Jorge Velho, bandeirante paulista (izquierda). Fuente

Contamos testimonios de bandeirantes paulistas como el siguiente, recogido por un jesuita:

“El método usual de los paulistas era rodear el pueblo y convencer a su gente, por la fuerza o por amenazas, para acompañarlos hasta Sao Paulo. Un terrible destino estaba reservado para los pueblos que se atrevieron a resistir. En estos casos, el portugués entraba, mataba, quemaba y devastaba. [ ... ] Y hubo casos en los que se quemaron pueblos enteros solo para asombro de terror de los que eran vecinos. El largo camino hasta Sao Paulo prometió horrores adicionales, tales como matar a los enfermos, ancianos, niños lisiados y así seguir el viaje con prisa y la conveniencia de que deseaban.”

Otro sacerdote informó que los paulistas se comportaron con tal crueldad que no parecían ser cristianos, pues mataban a los niños y a las personas mayores que no podían caminar, “dándoles de comer a sus perros”.

Expediciones paulistas (S. XVI-XVIII).

Expediciones paulistas (S. XVI-XVIII). Fuente

Así pues, los bandeirantes no solo tuvieron esa función de “descubridores”, sino que también tenemos fuentes que nos hablan de que ejercieron la violencia para imponer el orden. Este orden estaba basado en el aspecto social, además de en el económico, y en el mantenimiento de la esclavitud de la población negra que trabajaba en las plantaciones. Uno de los episodios más dramáticos de la historia bandeirante  sería el sucedido en Quilombos dos Palmeres.

Los quilombos eran aldeas conformadas por esclavos fugitivos negros (conocidos como cimarrones), aunque también se encontraban indígenas y prostitutas, encontrándose estos grupos desligados del control férreo de la Inquisición. A fines del siglo XVII se contabilizaron unos 20000 quilombolas (habitantes de los quilombos). En torno a 1670 surge la figura de un líder de origen africano, Ganga Zumba, que había sido esclavizado por los portugueses. A través de la formación de guerrillas llevó a cabo incursiones en haciendas de los colonos portugueses como represalia por la situación de esclavitud a la que estos les tenían sometidos.

No tardarían las fuerzas portuguesas comandadas por Fernão Carrillho en llevar a cabo una ofensiva contra Quilombos dos Palmeres. A pesar de conseguir debilitar a las guerrillas de esclavos y capturar a los dos hijos de Ganga, no consiguió poder acabar con los focos sublevados que se iban extendiendo, caso del Quilombo de Macaco. Sería en 1677 cuando el capitán Fernão Carrillho y el gobernador de la ciudad de Pernambuco llegaron a un tratado con los quilombolas, donde les reconocían como hombres libres y les otorgaban algunas tierras en el valle de Cucaú. A cambio, estos debían reconocer la autoridad del gobernador. En 1695 el líder Zumba, que había escapado de Macaco, fue traicionado por sus compañeros al ser conducido a una emboscada donde se encontraban las tropas portuguesas, y finalmente fue decapitado en Recife. La resistencia de los quilombolas continuó años después con pequeños focos de guerrillas limitadas en zonas apartadas. En 1710 los últimos asentamientos de los antiguos esclavos serían tomados y completamente destruidos por parte de las tropas formadas de colonos portugueses.

A partir de 1748 se ampliaron las conquistas territoriales con el establecimiento de las capitanías de Goiás y Mato Grosso. Estos territorios fueron fundados por jesuitas españoles, que fueron expulsados por los bandeirantes paulistas en 1680. Posiblemente la causa de la expulsión fue el interés de los bandeirantes en el control de los recursos mineros. Sobre ello escribió el historiador inglés Robert Southey en el siglo XIX, en su obra sobre la historia de Brasil (desde el periodo colonial hasta la llegada de Juan VI), en la que menciona el caso de los jesuitas:

“Mientras los españoles en el Paraguay permiten permanecer en Irala había puesto, trató de descansar los hallazgos de que los primeros conquistadores habían hecho, sierra indiferente perdido si está cubierto con nuevas picaduras de vegetación que había abierto, y casi se olvidó las costumbres y el lenguaje mismo de España, los brasileños continuaron durante dos siglos para explorar el país; meses y años pasaron estos aventureros acérrimos a través de bosques y sierras para cazar esclavos o para la búsqueda de oro y plata, siguiendo las instrucciones de los indios . Y después de todo, se las arreglaron para asegurar que usted y la casa de Braganza, las minas más ricas, la mayor extensión de América del Sur, toda la tierra habitable, la región más bella…”

Bibliografía

-BETHELL, L. (ED.), “Historia de América Latina“, Barcelona: Crítica, 1990-2002.

-CARNEIRO, E., “O quilombo dos Palmares“,  São Paulo: Nacional, 1958.

-CROW, J., “The Epic of Latin America“, United States: University of California Press, 1992.

-FREITAS, D., “Palmares. A guerra dos escravos“, Porto Alegre: Movimento, 1973.

-TAUNAY, A. , “História geral das bandeiras paulistas”,  São Paulo: Typ. Ideal, 1924-1950.

Recursos web

-https://ia600405.us.archive.org/0/items/NobiliarchiaPaulistana-GenealogiaDasPrincipaesFamiliasDeS.Paulo/nobiliarchia-paulistana.pdf

-http://countrystudies.us/brazil/4.htm

Redactor: Raúl López Ortega

Licenciado en Historia por la Universidad de Granada. Postgraduado del máster de Antropología Física y Forense de la Universidad de Granada. Apasionado por la antropología, arqueología y la historia. Defensor del patrimonio cultural.

Comparte este artículo

Envía un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies